Benidorm va a destinar 700.000 euros hasta final de año para arreglos en la vía pública

Entre las actuaciones está la creación de dos rotondas en las intersecciones de Severo Ochoa con Almirall Bernat de Sarriá y Comunidad Valenciana

Imagen de la reunión mantenida el pasado 8 de agosto con la Asociación de Vecinos de la Huerta.

El Ayuntamiento de Benidorm va a destinar 700.000 euros para arreglos en las calles de Benidorm hasta final de año, a través del contrato de Mantenimiento y mejora de la vía pública, que se va a licitar por concurso público en las próximas semanas. Así lo ha avanzado hoy el concejal de Accesibilidad Universal y Espacio Público, José Ramón González de Zárate, quien ha señalado que el contrato contempla “14 actuaciones con las que se llega a todas las zonas de la ciudad” y que en su mayoría responden a “las peticiones que nos trasladan los vecinos” durante las reuniones que semanalmente se celebran en un barrio diferente de la ciudad.

Entre las actuaciones incluidas en el contrato está la ejecución de “dos rotondas en las intersecciones de la avenida Doctor Severo Ochoa con Almirall Bernat d’En Sarrià y con Comunidad Valenciana”, que “va a mejorar notablemente el tráfico en el Rincón de Loix y la Huerta”.

Además, también se va a actuar “en todas las escaleras” que conectan la parte alta de La Cala con Tamarindos, donde el arreglo generalizado incluye la instalación de barandillas e iluminación. En este punto, De Zárate ha indicado que “es difícil lograr la accesibilidad universal en esta zona por la importante pendiente que existe”.

El contrato prevé también el mantenimiento de aceras y la mejora de la accesibilidad en las calles del Rincón de Loix delimitadas por la avenida Almirall Bernat d’En Sarrià, Severo Ochoa, calles Nápoles y Gerona-Derramador y la ladera de Sierra Helada. Esta misma actuación también llegará al triángulo comprendido entre la avenida Alfonso Puchades, calle Primavera y Emilio Ortuño. En todas estas calles se van a realizar orejetas para ganar en accesibilidad y se va a proceder a la reparación de las aceras dañadas, incluso ensanchando las más estrechas.

Por lo que respecta al Casco Antiguo, se quiere “implantar en el mayor número posible de calles el modelo de plataforma única y accesibilidad total” de la calle Mayor. En principio se prevé actuar en las Quatre Cantons, Alicante y Santa Faz, aunque no se descarta hacerlo también en alguna más.

En la zona centro, se va a proceder a modificar el firme de la intersección de la Plaza SSMM Reyes de España con la avenida de l’Aigüera, que pasará a ser de “asfalto de imitación de adoquín” para así evitar el deterioro y ahorrar en reparaciones. Además, se va a mejorar el pavimento y drenaje de la Plaza SSMM Reyes de España. Asimismo, se va a actuar en la acera de Ramos Carratalá más próxima a la avenida de Los Almendros y en las calles Apolo XI y San Juan Bautista.

De Zárate ha destacado también “la creación de una rampa de acceso a la playa de Levante a la altura de la calle Pintor Lozano, frente al hotel Bilbaíno, que sustituirá a la actual escalera”.

El resto de actuaciones son: la adecuación de una acera junto a la Torre de Morales, en la avenida Villajoyosa, para hacer más accesible el entorno de este BIC; la ejecución de orejetas pendientes en la calle Denia y la mejora también de la Plaza de las Tiendas en La Cala; y el arreglo de las aceras y mejora de la accesibilidad en las avenidas Marina Alta y Marina Baixa, y el parking disuasorio de esta última.

El concejal de Accesibilidad y Espacio Público ha adelantado que “el aumento de medición que obtenga el Ayuntamiento con la licitación de este contrato se actuará también en los barrios de Colonia Madrid y Els Tolls”.

De Zárate ha indicado que “una vez el área de Intervención fiscalice los pliegos de condiciones licitaremos el contrato, para adelantar toda la tramitación y poder adjudicarlo en cuanto el presupuesto municipal esté aprobado definitivamente”. Por último, ha recordado que “es el tercer año que licitamos este contrato de mantenimiento de la vía pública, al que estamos destinando 700.000 euros, doblando así el presupuesto de ciudades mucho más grandes que Benidorm”.