Benidorm resiste y finaliza mayo con una caída de ocupación hotelera de sólo un punto

Los británicos frenan su caída y vuelven a ser el mercado más importante en la ciudad por delante de los españoles.

Según los datos recabados por BigDataHOSBEC, los hoteles de Benidorm han finalizado el mes de MAYO de 2019 con una ocupación media del 83,2%, un dato algo inferior a la ocupación registrada en el mismo período de 2018 (-1,1 puntos).

Si analizamos los datos por quincenas, Benidorm ha alcanzado el 85,2% de ocupación media durante la segunda quincena de mayo, 1,8 puntos menos que el mismo período en 2018.

En el siguiente gráfico comprobamos cómo ha evolucionado la ocupación hotelera de Benidorm en la segunda quincena de mayo a lo largo de las dos últimas décadas y también observamos cómo el dato de 2019 se encuentra en uno de los niveles más bajos desde 2012.

Distribución por nacionalidades

Los clientes británicos se aúpan de nuevo como el principal mercado en Benidorm, suponiendo un 46,4% de la cuota de mercado en este periodo y superando a los españoles que se quedan con un 41,3%.

Tras Reino Unido, dentro de los mercados internacionales encontramos a Bélgica en el ranking de visitantes extranjeros con un 3,9%, seguido de Holanda con un 2,6%, Irlanda con un 1,6%, y Portugal con un 1,1%, entre otras nacionalidades.

La oferta hotelera abierta y disponible para la comercialización en Benidorm roza las 40.000 plazas de las 41.000 existentes en este periodo.

La previsión de ocupación para la primera quincena de junio de 2019 se sitúa en estos momentos en el 85,7%.

El presidente de Hosbec ha reaccionado a estos datos confirmando la resistencia del turismo de Benidorm ante escenarios que pudieran considerarse adversos. Según ha declarado Toni Mayor “aunque pueda parecer que el 85,2% es un mal dato de ocupación, lo cierto es que pocos destinos pueden arrojar este balance con 40.000 plazas abiertas en esta época del año. Quizá Madrid con una Champions pueda haber superado este dato de ocupación media”.

Para el presidente de los hoteleros “de momento parece que el Brexit no tiene efectos reales sobre los datos de ocupación, aunque se mantiene como una amenaza así como el encarecimiento de combustibles que puede afectar a la aviación. Y no nos olvidemos de la amenaza de la hotelización de las viviendas, que sigue ahí y que día a día nos quita clientes y mercado como un goteo incesante. Hay que recordar que este nuevo actor ni contribuye ni sostiene al destino”.