Podemos l’Alfàs abrirá el Centro de Día para Mayores

La imagen puede contener: cielo, exterior y texto

¿Os acordáis del famoso Centro de Día que hace varias legislaturas fue una de las promesas electorales estrella del PSOE de Vicente Arques? Pues hoy sigue sin prestar los servicios por lo que se construyó con el dinero del Plan E de Zapatero. Pero a nuestros mayores y sus familias les hace falta este servicio y es por eso que llevamos en nuestro programa electoral, igual como lo hicimos en 2015, como medida urgente la reapertura del Centro de Día para Mayores para dar el servicio para el que fue creado, y aprovechar así la gran inversión realizada en su día. El derroche público es corrupción. Las inversiones con nuestro dinero tienen que ser efectivas.

— El Centro de Día, baile de números con lo presupuestado y dos inauguraciones. —

En la página 14 de un lujoso número especial del boletín de información y debate “L’ALFÀS SOCIAL” que publicó el PSOE de nuestro pueblo el 16 de octubre del 2010, se informa sobre el proyecto del Centro de Día. Aparte de una descripción detallada de un edificio presupuestado en 711.901,20 euros, podemos leer la promesa de que “el edificio proyectado responde en principio a un programa para 40 usuarios, permitiendo sin embargo tener una capacidad de hasta 60 comensales en el servicio de comedor.”

En una entrevista a nuestro alcalde en el mismo boletín, y ya con vistas a las elecciones del 2011, Vicente Arques llegó a afirmar que: “Para nosotros las Políticas Sociales siempre han sido prioritarias. Ahora mismo se está construyendo un Centro de Día para Dependientes y Mayores.”

En otra entrevista del día 18 de enero del 2011, esta vez en Radio Sirena de Benidorm, el alcalde afirmó: “después de poco más de un año desde que se colocase la primera piedra el Centro de Día para Personas Mayores Dependientes, es ya toda una realidad. En dos meses estará finalizado un moderno edificio que ha sido concebido para ofrecer el mejor de los servicios a los mayores dependientes del municipio.” También aseguraba que “hemos conseguido el objetivo de esta importante infraestructura, que no es otra que contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas dependientes, así como de su entorno de cuidados familiares a través de una atención integral al usuario y de medios de apoyo a la familia”.

El primer edil también anunciaba que hacía varios meses que el gobierno local había iniciado las tramitaciones con la Consellería de Bienestar Social para que pudiese ser integrado como centro concertado dentro de la Ley de la Dependencia. Y decía que se trabajaba con otras instituciones de países europeos, debido al elevado número de residentes de la tercera edad de otras nacionalidades que viven en l’Alfàs del Pi. Reveló que las obras habían contado con un presupuesto de más de un millón de euros (300.000 más de lo anunciado en el Boletín l’Alfàs Social) con las mejoras aportadas por la empresa constructora, provenientes en su mayor parte del Plan E 2010 del Gobierno de España. Y confirmó que en el centro iban a trabajar profesionales de enfermería y de geriatría, terapeutas ocupacionales, fisioterapeutas y trabajadores sociales, además del personal de los servicios auxiliares.

Inauguraron después el edificio dos veces. La primera vez el día 12 de marzo 2011, justo antes de las elecciones. Aquel día cerca de 300 personas acudieron a visitar el nuevo y flamante Centro de Día. Y en su discurso el alcalde entonces destacó que se había construido con una partida de 2,1 millones de euros del segundo Plan E. Y repetía que el centro iba a dar servicio a 60 personas, de las que 40 serían para plazas residenciales y 20 más para comedor. Destacó además que dotar al municipio de esta infraestructura cumplía una reivindicación vecinal no escuchada desde hace tiempo. La entonces subdelegada del Gobierno, la socialista Encarna Llinares, que asistió a la inauguración, incluso reseñó por su parte la buena utilización de los fondos estatales que había realizado l’Alfàs del Pi.

Seguro que a la señora Llinares no la informaron que no estaba atado nada, que no había acuerdo con nadie para convertir un edificio carísimo en un centro de día verdadero. Porque si hubiera sabido que iba a haber una segunda inauguración se habría tragado esas palabras.

El 16 de diciembre del 2012 hubo una segunda inauguración después de que el edificio, que según la última información que el alcalde proporcionó a la prensa costó 2.100.000 de euros, se había quedado sin utilizar durante más de año y medio. Ya no se hablaba de un Centro de Día. Ahora se habló del “Centro L’Alfàs +Social”, destinado a ser un “nuevo espacio con vocación de convertirse en punto de encuentro de asociaciones y colectivos, acortando distancias con la Administración Local”.

Como suele ocurrir, culparon a la Generalitat Valenciana de todos los males. Pero aunque es bien posible que en Valencia, con un Gobierno del Partido Popular, negaran a todos los Ayuntamientos el pago de las subvenciones prometidas en su momento, tampoco es menos cierto que el equipo socialista de Vicente Arques vendió la piel del oso antes de haberlo matado.

El menosprecio a nuestros mayores vino aquel día en las declaraciones del alcalde que afirmó que “jamás se habían olvidado de nuestros mayores ni de nuestros dependientes”. Estas fueron sus palabras exactas para justificar que el cambio no perjudicaba a nuestros mayores: “El nuevo espacio que nace hoy con el objetivo de ayudar y escuchar al ciudadano y defender las políticas sociales. Su apertura va ligada al compromiso del equipo de gobierno de firmar convenios de colaboración con entidades sociales, de ámbito privado, que actúan en l’Alfàs y atienden a colectivos de dependientes. El Ayuntamiento de l’Alfàs abrirá líneas de colaboración público- privada, obteniendo así plazas “que pondremos a disposición del departamento de bienestar social”.

Hace cuatro años Vicente Arques entró en el hemiciclo de las Cortes Valencianas como diputado para el partido que iba a gobernar la Generalitat junto a Compromís y con el apoyo de Podem. Pero no destacó por su gran capacidad de trabajo y no se acordó en ningún momento de las necesidades de nuestros mayores dependientes y sus familias cuyo voto ahora está pidiendo de nuevo sin ningún pudor. Allí sigue el edificio que hoy día no cumple ninguna función que justifique la inversión tan alta con dinero público, y está envuelto incluso en polémicas sobre adjudicaciones dudosas.

— Varias propuestas de nuestro grupo para el Presupuesto General 2016 relacionadas con el bienestar de nuestros mayores. —

Dentro del paquete de 25 propuestas para el Presupuesto General 2016 que entregamos el viernes 25 de septiembre del 2015 por registro, destacaban dos que iban relacionadas al bienestar de nuestros mayores.

La primera propuesta era una partida inicial de 50.000 € para la puesta en marcha progresiva del Centro de Día a lo largo de la legislatura, prestando en un primer momento atención a las personas cuyo perfil personal y familiar determinara la máxima prioridad y ampliando durante los sucesivos ejercicios el ámbito y alcance del servicio de día a prestar.

Y la segunda era la profesionalización del colectivo que trabaje con la tercera edad, por la que pedimos una partida inicial de 10.000 € porque la comprensión de la etapa evolutiva por la que atraviesan nuestros mayores, así como el tratamiento adecuado de sus necesidades y la manera de comunicarse con ellos, requiere la profesionalización del personal que tenga como función atender a dicho colectivo. “Sobre el Ayuntamiento recae la responsabilidad de velar por la buena atención tanto en el Hogar de Día, como del SAD. Teniendo en cuenta la necesidad de dar herramientas a quienes van a dedicarse a atender a los mayores, se propone la creación de cursos a cargo de profesionales de las áreas de Sanidad y el Campo Social, que dependerán del Ayuntamiento de l’Alfàs. Se creará, además, un equipo que valore periódicamente la calidad del servicio”, decía nuestra propuesta de hace más de tres años y medio.

Como con todo, la mayoría absoluta de Vicente Arques no hizo caso alguno.

Para nosotros, nuestros mayores sí cuentan. Hace falta un cambio en las políticas y las gestiones necesarias para que, entre otras, el Centro de Día por fin dé servicio a nuestros mayores como fue proyectado en su concepto original y lucharemos para que esto se haga realidad. Pero solo con vuestro voto para la candidatura de Podemos l’Alfàs el próximo 26 de mayo se puede conseguir este cambio. ¿De verdad preferís apuntaros a la continuidad de la experiencia contada arriba?

Fuente: PODEMOS l´Alfàs