Benidorm reduce la deuda por debajo del 37% y liquidará el Plan de Ajuste con tres años de antelación

La liquidación del presupuesto de 2018 arroja un remanente de Tesorería de más 11 millones, que irán a amortizar deuda

Benidorm reduce la deuda por debajo del 37% y liquidará el Plan de Ajuste con tres años de antelación

Al cierre del ejercicio 2018 la deuda del Ayuntamiento de Benidorm se situó por debajo del 37%, según han indicado hoy el alcalde, Toni Pérez, y la concejala de Hacienda, Lourdes Caselles, en una rueda de prensa en la que han trasladado los datos que arroja la liquidación del presupuesto del año pasado, aprobada por decreto el pasado viernes, y que constituye “una fotografía de la realidad económica” municipal.

Según las cifras trasladadas por el alcalde, a 31 de diciembre la deuda municipal era de 38.961.131,40 euros -es decir, del 36,95%, cuando el límite legal está situado en el 110%-. El mismo documento refleja que el Ayuntamiento cumple “los objetivos de estabilidad presupuestaria, regla de gasto, sostenibilidad financiera y sostenibilidad de la deuda comercial”; y que el ejercicio presupuestario se cerró con “más de 11 millones de euros de remanente positivo de Tesorería”. De los 38,9 millones de euros de deuda, 16.862.000 euros corresponden al préstamo concertado por el Ayuntamiento en 2012 dentro del Plan de Pago a Proveedores; mientras que 19 millones de euros corresponden a otros créditos; y el resto, a la devolución de aportaciones al Estado.

Pérez ha subrayado que “el panorama económico” que arrojan estas cifras es “completamente distinto” al que presentaba el Ayuntamiento “en junio de 2015”, cuando “nos marcamos como compromiso y ejes de nuestra gestión económica recuperar la inversión para mejorar la ciudad; no subir los impuestos; y acelerar la amortización de la deuda, especialmente la vinculada al Plan Ajuste”. Sobre este último aspecto, ha destacado que en los últimos ejercicios Benidorm ha amortizado “más de 42 millones de euros de deuda”. A éstos se sumarán a lo largo de 2019 los más de 11 millones de euros del remanente de Tesorería de 2018; y los 8 millones que se plasmarán en el presupuesto de 2019 -4 de los cuales irán a la devolución del crédito del Plan Ajuste y los restantes al reintegro de otros préstamos-.

El alcalde ha avanzado que el remanente positivo de Tesorería “se va a destinar fundamentalmente a la devolución del préstamo concertado por el Ayuntamiento dentro del Plan de Pago a Proveedores”, puesto que “es el que más intereses exige”. Una amortización que “se podría ejecutar hoy mismo pero que haremos de forma paulatina para no generar tensión y no afectar a la liquidez ni al periodo medio de pago a proveedores que en estos momentos es de menos de 6 días”.

Estos más de 11 millones de euros y los 4 millones del presupuesto de 2019 dejarán a final de año la deuda del Plan de Ajuste en 1,9 millones de euros, “cuando la previsión que se hizo en 2012 era cerrar el ejercicio actual con una deuda de 26 millones de euros”. Esa amortización anticipada “va a permitir liquidar el Plan de Ajuste tres años antes de lo previsto”, ha remarcado, “puesto que en 2020 el Ayuntamiento habrá amortizado esos préstamos en lugar de hacerlo en 2023, como se previó en su momento”. Además, también en 2020 “Benidorm podrá financiar obras con cargo al remanente positivo de Tesorería”.

Una vez liquidado el presupuesto de 2018, el gobierno ultima el borrador de las cuentas de 2019, que “se está ultimando” y que se espera poner a disposición de todos los miembros de la corporación la próxima semana.