La Policía Nacional de Benidorm ha detenido a un hombre tras saltar desde una tercera planta de un hotel cuando fue sorprendido dentro de una habitación ajena

Comenzó a destrozar el mobiliario del hotel tras caer desde una tercera planta  

Resultado de imagen de comisaría policía nacional de benidorm

§   El detenido saltó por la ventana de una habitación ajena cuando fue sorprendido en su interior

§   Cuando se levantó de la caída comenzó a romper todas las cristaleras de la primera planta sin motivo aparente

§   Fue reducido por cinco clientes del hotel debido a su estado de alteración

§   Dentro de su habitación los agentes hallaron alcohol, cocaína y más de 12.000€ en efectivo

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Benidorm a un varón español de 37 años, acusado de cometer presuntamente un delito de daños en un hotel de esa localidad.

Los hechos tuvieron lugar a raíz de una llamada a la Sala Operativa del 091 de la Policía Nacional procedente de un hotel de Benidorm, en la que alertaba a los agentes de que un individuo se había arrojado desde la tercera planta del complejo.

Inmediatamente los policías se dirigieron a la terraza de la primera planta del hotel, donde encontraron a un hombre semidesnudo retenido por cinco clientes del establecimiento.

Los agentes comprobaron que la persona retenida presentaba diversas magulladuras y heridas repartidas por todo su cuerpo, si bien, se encontraba en un estado muy alterado.

Rápidamente los agentes avisaron a una ambulancia para que esta persona fuera asistida. Simultáneamente comenzaron a recopilar declaraciones de testigos para esclarecer los acontecimientos que habían sucedido minutos antes.

Fruto de las manifestaciones de los allí presentes y de diversas gestiones llevadas a cabo en el lugar de los hechos, los agentes determinaron que esta persona, la cual se encontraba hospedada en ese complejo hotelero, fue sorprendida en el interior de una habitación ajena del hotel ubicada en la tercera planta, motivo por lo que arrestado se arrojó por la ventana para evitar ser descubierto.

Tras la caída, esta persona se levantó y comenzó a destrozar el mobiliario de la terraza de la primera planta hasta que fue reducido por cinco clientes que se encontraban allí en ese momento. Presentaba un alto estado de agitación y nerviosismo hasta la llegada de los agentes.

Tras su detención, por un presunto delito de daños, los policías accedieron a la habitación donde se encontraba alojado, encontrando cocaína, alcohol y 12.000 euros en efectivo.

El detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Benidorm que decretó su puesta en libertad con cargos.