Benidorm abrirá la próxima semana a los peatones la nueva acera de Ametlla del Mar

Las obras de mejora en la Avenida Juan Fuster Zaragoza, donde ya se instala un colector de pluviales, estarán terminadas para Semana Santa

Benidorm abrirá la próxima semana a los peatones la nueva acera de Ametlla del Mar

A partir de mediados de la próxima semana, los peatones podrán transitar por la nueva acera de la avenida Ametlla del Mar, la situada en el lado más próximo a las calles Ámsterdam y Londres, una vez finalizados los trabajos de renovación de las infraestructuras hídricas del subsuelo y de pavimento en este tramo. Los operarios encargados de las obras de remodelación de la avenida trabajan ya en rematar el pavimento de esta acera, tal y como han podido comprobar hoy el alcalde, Toni Pérez, y el concejal de Obras, José Ramón González de Zárate.

El alcalde ha señalado que “a la hora de planificar esta obra, al igual que en el resto de las que se están ejecutando en estos momentos en la ciudad, siempre procuramos que la vida cotidiana de residentes, comerciantes y turistas se vea afectada lo menos posible, lo cual no siempre es fácil teniendo en cuenta la magnitud de remodelaciones integrales como la que se está ejecutando en Atmella del Mar”. “Dentro de esa dinámica, vamos poniendo en servicio los tramos de obra ya terminados, como haremos la próxima semana con este tramo de acera, en el que hemos seguido la misma estética que en la avenida Jaime I”, ha añadido.

Los responsables de la empresa constructora han informado que ya se ha iniciado la instalación de un colector de aguas pluviales en Juan Fuster Zaragoza, y que las mejoras de obra previstas en esta avenida estarán terminadas para Semana Santa. El alcalde ha recordado que “esta infraestructura hídrica es vital, ya que este colector va a recoger toda el agua de lluvia procedente de la parte alta del Rincón de Loix y del entorno de Ametlla del Mar, evitando así inundaciones en la zona”.

Pérez ha recordado que “hasta ahora no teníamos en la zona un colector de pluviales, lo que hacía que las acumulaciones de agua fueran habituales cuando llovía con cierta intensidad”. Una vez encauzadas las aguas pluviales de la parte alta del Rincón de Loix, “estamos en disposición de plantearnos y ejecutar con garantías la renovación de las calles como Estocolmo o Montecarlo, como ya estamos haciendo en Londres”. “Ahora que se ha superado el problema de las aguas pluviales ya podemos abordar la puesta al día de estas calles, algo que hubiéramos querido hacer antes, pero que hemos tenido que posponer a la espera de tener esta solución”, ha añadido. Los técnicos municipales trabajan ya en los proyectos de actualización y mejora de algunas de estas vías.