CONTIGO denuncia la sospechosa gestión de las contratas municipales en Benidorm

CONTIGO denuncia la sospechosa gestión de las contratas municipales en Benidorm

“CONTIGO reitera su compromiso con todos los ciudadanos y se compromete a sacar a concurso público los pliegos de estas tres contratas de manera urgente una vez entre a gobernar la ciudad”

Tras el mayúsculo escándalo producido durante la celebración del último Pleno ordinario celebrado en el ayuntamiento de Benidorm, con el intento de ampliación del contrato de la empresa que gestiona el alumbrado público, dándose a conocer que ya trabaja en este momento sin contrato alguno que le garantice seguridad jurídica, y habiéndose convertido esta situación de irregularidades manifiestas en el tema de las Contratas en una constante de este pésimo equipo de Gobierno, CONTIGO SOMOS DEMOCRACIA reunió de urgencia a su Junta Directiva para tratar este gravísimo tema y adoptar el compromiso de que, en el supuesto de que gobiernen la ciudad de Benidorm a partir del próximo 26 de mayo, será una prioridad en su gestión la solución a los tres contratos que en este momento están caducados y que afectan al citado alumbrado público, al mobiliario urbano y, nada menos que, a la limpieza viaria y la recogida de residuos sólidos. Un escándalo sin precedentes en Benidorm.

Para CONTIGO es una auténtica vergüenza la negligente forma de gobernar de este equipo dirigido por el todavía alcalde Toni Pérez, en el que toda su gestión se resume en lo que se ha dado en llamar “Operación Asfalto”, engañar la vista de los vecinos echando una capa de alquitrán por muchas calles a la misma vez, pero que no es más que un escaparate en el que intentan engañar a los ciudadanos de Benidorm dando a entender que se están haciendo muchas obras de importancia para que a tres meses de las elecciones locales parezca que se está  gestionando correctamente.

Gestión oscura y poco transparente

Lo sucedido en este Pleno de Febrero demuestra la forma trilera que tiene este gobierno de intentar resolver sus propias carencias, introduciendo un punto en el orden del día con el que intentar prorrogar un contrato caducado hace cinco meses, y posteriormente en otro punto, colar de rondón los 210.000 euros que ya se le adeudan a la empresa, a ver si el resto de la Corporación no se da cuenta y aprueba ese gasto. Pues el primero engaño no coló y esa imposible prórroga se quedó encima de la mesa y el segundo, el pago de esas facturas si salió gracias a la abstención, entre otros, del concejal de CONTIGO Leopoldo Bernabeu. De no haber sido así SICE, la empresa del alumbrado público, cuyo contrato venció el 1 de octubre pasado, se hubiera visto en la tesitura de no cobrar los tres últimos meses de 2018 y tener que seguir trabajando sin contrato, algo que de hecho sigue haciendo a día de hoy. Veremos cómo cobra los meses de 2019.

CONTIGO denuncia públicamente la oscura y poco transparente gestión del gobierno de PP en materia de contratas municipales y recuerda, que ya se renovaron con años de retraso tanto la de playas como la de parques y jardines, y en este momento se sigue trabajando con tres empresas cuyos contratos están vencidos y nada se sabe de los pliegos de condiciones para proceder al reglamentario concurso público que adjudique dichos servicios a las nuevas empresas adjudicatarias. CONTIGO pregunta si esto no resulta sospechoso y preocupante. Y dejan también claro desde esta formación que las empresas no tienen ninguna responsabilidad en estas penosas situaciones y lamentan que se tengan que ver en esta inseguridad en la que, a pesar de que la Ley les obliga a seguir trabajando, el cobro de sus facturas depende, única y exclusivamente, de la caprichosa decisión de los políticos que se sientan en el salón de Plenos.

Es por tanto que CONTIGO reitera su compromiso con todos los ciudadanos y se compromete a sacar a concurso público los pliegos de estas tres contratas de manera urgente una vez entre a gobernar la ciudad. Y si fuese necesario, poner en marcha cualquier auditoría que determinase el porqué de esta sospechosa y reiterativa parálisis, pues no es de recibo que, después de casi cuatro años de gestión de Toni Pérez, no se hayan renovado contratos que, cuando entró a gobernar en junio de 2015, sabía perfectamente la fecha de sus vencimientos.