Una lona con la que tapar sus propias vergüenzas

Una lona con la que tapar sus propias vergüenzas

CONTIGO pide respeto ante el nuevo engaño del Centro Cultural de Benidorm

“Como sé que en esa parte no voy a invertir un euro dios sabe hasta cuándo, echo una lona bonita por encima que además me sirve para que estos incautos piensen que empezamos ya las obras en la parte que llevamos prometiendo empezar desde hace tres años”

Leopoldo Bernabeu.- Después de leer hoy en los medios de comunicación que al Centro Cultural lo han cubierto con una lona, me he puesto a pensar en si sería capaz de trasladar, a través de las palabras, la indignación que siento, pero no por la tomadura de pelo a la que, en este concreto caso, venimos siendo sometidos desde hace ya casi trece años, sino por conseguir hacer entender a mis vecinos, a todos los ciudadanos de Benidorm que llevamos tanto tiempo viendo y viviendo esta barbaridad en medio de nuestra avenida de Europa, que esto no es más que otra prueba, a cual más burda y descarada, del poco respeto que nos tienen los políticos que nos gobiernan. Los de la Generalitat y los del Ayuntamiento de Benidorm, el PSOE del Ximo Puig y el PP de Toni Pérez.

En resumen, que después de 13 años de incumplimientos sistemáticos, faltando sin rubor alguno a las muchas promesas de reinicio de obra que se han hecho, ahora la forma de apaciguar el ambiente, calmar los ánimos y apagar el fuego de los indignados ciudadanos de Benidorm a falta de tres meses para las elecciones, es echar una lona por encima y además en la parte que no se va a hacer nada. O sea que en vez de tener hoy la noticia de que, tal y como nos prometieron a todos, en el mes de abril las obras estarían finalizadas, tenemos algo así como un reconocimiento de que “como sé que en esa parte no voy a invertir un euro dios sabe hasta cuándo, echo una lona bonita por encima que además me sirve para que estos incautos piensen que empezamos ya las obras en la parte que llevamos prometiendo empezar desde hace tres años”.

Toni Pérez y Ximo Puig llevan 1.335 días gobernando, los mismos los dos. En esos 43 meses que se cumplen ahora, han prometido el inicio de las obras cuatro veces. Hasta el momento todas mentira. La excusa de nuestro Alcalde hasta hoy ha sido que la responsabilidad recae en el Presidente de la Generalitat, y es cierto. Pero no lo es menos que fue él quien decidió romper el contrato anterior, cambiarlo todo a peor para los intereses de los benidormenses y poner en manos de quien sabía que no iba a cumplir, la responsabilidad de hacer una importantísima obra para la ciudad. Por lo que si la obra sigue igual que el día que tomó posesión, el fracaso es suyo, porque es nuestra ciudad quien, trece años después, sigue sin Centro Cultural, y lo que es peor, con un esqueleto impresentable para la imagen de la ciudad e indigno para la importancia y el peso que Benidorm tiene en el conjunto de la economía valenciana. Por cierto, Toni Pérez era concejal el día que se firmó el primer contrato en 2.006

Todavía no hace 4 meses la Junta Directiva de CONTIGO SOMOS DEMOCRACIA en Benidorm emitió el siguiente comunicado, que hoy sigue más vigente si cabe:

“Desde CONTIGO queremos denunciar esta burla sistemática a los ciudadanos y los intereses de Benidorm y pedir que se inicie la obra de manera inmediata y se deje de jugar con una ciudad que aporta a los intereses de la Comunidad Valenciana mucho más de lo que recibe”

Una delegación de miembros de CONTIGO en Benidorm, encabezada por su Presidente Leopoldo Bernabeu y su Secretaria General, Kika Rodríguez, se han acercado hoy 21 de octubre, hasta el edificio abandonado del Centro Cultural de Benidorm, para constatar y dar Fe de la enésima mentira acerca del prometido reinicio de las obras por parte de la Generalitat Valenciana y el Ayuntamiento de Benidorm.

Ante el tácito reconocimiento del Alcalde Toni Pérez, mostrándose incapaz de dar una explicación a este nuevo engaño al prometido comienzo de las definitivas obras que debían conducir al Centro Cultural hacia el final de su calvario, CONTIGO pide que las dos administraciones que llevan tomando el pelo a los ciudadanos de Benidorm desde el año 2.006, y con especial incidencia desde el año 2.015, salgan a la palestra a dar explicaciones a los vecinos de Benidorm, que ven atónitos como de nuevo se incumple la palabra de unos políticos cada vez menos creíbles.

Cabe recordar que todavía no hace tres meses se reunieron en Benidorm el Presidente de la Generalitat Ximo Puig y el Alcalde de Benidorm Toni Pérez. Ambos dos garantizaron que el inicio de las obras sería, a más tardar, en el mes de Octubre de este año, algo que ya vemos que no sólo no se va a cumplir, sino que el propio Alcalde ha reconocido hoy en Comisiones Informativas que ni siquiera le cogen el teléfono en la Sociedad Proyectos Parques Temáticos, entidad encargada de aportar los fondos y activar las obras que finalicen de manera definitiva. Al menos en la parte comprometida.

Y decimos en una parte porque también es de recibo recordar que no hace muchos meses el Pleno de Benidorm aprobó declarar nulo el Convenio que nuestro ayuntamiento suscribió hace 12 años, y que entonces garantizaba la realización completa de la obra, a cambio de firmar ahora una cesión demanial que “sólo” garantiza que se finalizase una parte. Un acuerdo que se votó a favor por toda la Corporación excepto la abstención del Concejal de CONTIGO, Leopoldo Bernabeu, aduciendo entonces que “no me fío de ese lamentable acuerdo, pues no sólo no garantiza que cumplan con su palabra, algo que estamos viendo mes tras mes, sino que aboca a Benidorm a depender al 100% del capricho de la Generalitat para hacer o no la definitiva inversión”.

Sólo durante este Legislatura es la tercera vez que la Generalitat incumple su compromiso con el Centro Cultural de Benidorm. Y también es esta la legislatura en la que el alcalde de Benidorm puede haber hipotecado de por vida el futuro de ese mismo edificio, sólo por sus prisas y ganas de hacerse la foto en una obra fundamental para la ciudad, aunque sólo se termine a medias. Desde CONTIGOqueremos denunciar esta burla sistemática a los ciudadanos y los intereses de Benidorm y pedir que se inicie la obra de manera inmediata y se deje de jugar con una ciudad que aporta a los intereses de la Comunidad Valenciana mucho más de lo que recibe.