La Fundación Frax se llenó de música con las ‘Intimate ballades’ a cargo de Istvan Székely

La Fundación Frax se llenó de música con las ‘Intimate ballades’ a cargo de Istvan Székely

La Sala Pedro Delso de la Fundación Frax vibró el pasado sábado con las notas que Istvan Székely arrancaba a su piano con el recital Intimate Ballades, con el que hizo las delicias del numeroso público que, amantes de la música clásica, consiguió reunir el Rotary Internacional de l’Alfàs del Pi.

Se trataba, como todas las actividades impulsadas por este grupo, de un concierto solidario cuya recaudación se destinará a actividades benéficas.

Székely, músico serbio, comenzó su formación musical con tan sólo tres años, recibiendo sus primeras lecciones de su madre. Su primer logro fue ganar el primer premio en la competición para músicos jóvenes de su ciudad natal, Sombor, a la edad de diez años. Llevó a cabo su primer recital de piano a los trece años y su primera actuación con orquesta fue a la edad de 15 años, interpretando Fantasía Coral de Beethoven.

En 1994 se desplazó a Israel siendo el estudiante más joven de la ”Academia Rubin” de Jerusalén, recibiendo una beca ofrecida por el Ministerio de Educación de Israel así como de la fundación cultural de América-Israel. Del 1998 al 2001, recibió una subvención del Ministerio de Educación de Hungría para estudiar con la profesora Orsolya Szabó en el Instituto Kodály en Hungría. En el año 2001 estudió en el prestigioso Conservatorio de Bruselas, consiguiendo un Master de interpretación de piano completando estos estudios en tan sólo dos años. Sus profesores fueron Aleksandar Madzar y Daniel Blumenthal.

Actualmente vive en Alicante y continúa su carrera como concertista y pedagogo.