Altea pone en valor su patrimonio con las Jornadas sobre el Patrimonio Cultural y Natural de Altea

Las actividades finalizan este sábado con las conferencias ‘Orígens de la Muixeranga i presentació de la Colla’ y ‘Músiques per a les muixerangues: passat, present i futur’.

El viernes dieron inicio las Jornadas sobre el Patrimonio Cultural y Natural de Altea, organizadas por las concejalías de Cultura, Medio Ambiente y Urbanismo, en conmemoración del Día Internacional del Patrimonio Mundial, que se conmemoraba el 16 de noviembre, y donde Altea está representada a través del Abrigo Rupestre de la Ermita del Vicari. Este conjunto de arte rupestre es Bien Cultural Patrimonio de la Humanidad, desde el año 1998, después de años de estudio, catalogación y de identificación del llamado como Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica. El concejal de Cultura, Diego Zaragozí, y la concejala de Medio Ambiente, Beatriu Nomdedeu, presentaron el acto, que contó con la presencia del alcalde de Altea, Jaume Llinares.

La sesión inaugural de las jornadas, celebrada en la Casa de Cultura, se articuló en torno a dos intervenciones. La primera, a cargo del arqueólogo Pedro Jaime Zaragozí, se dedicó al Patrimonio Cultural Material, a través de un recorrido cronológico en torno a los elementos más destacados del patrimonio alteano. El arqueólogo alteano hizo un repaso a los testigos materiales de nuestra historia que aún hoy se conservan. En el mismo acto se inauguró la exposición ‘La bona ombra. Els Arbres Monumentals d’Altea’, a cargo de la concejalía de Medio Ambiente. Esta muestra estará abierta al público hasta el 8 de diciembre.

La siguiente intervención, a cargo del historiador Juanvi Martín Devesa, se dedicó al Patrimonio Natural y al Patrimonio Inmaterial. En esta ocasión realizó un recorrido en torno a cómo la historia de Altea, e incluso su urbanismo, ha sido influenciado, en gran medida, por el patrimonio natural, con árboles que han funcionado como auténticos hitos. Así como también por el patrimonio inmaterial, donde también nuestras tradiciones y fiestas están estrechamente vinculadas al patrimonio natural.

El sábado 17 tuvieron lugar las jornadas de puertas abiertas en el yacimiento arqueológico del Poador del Pontet y el Nido de ametralladoras de la Olla, dos de los elementos del patrimonio cultural sobre los que el Ayuntamiento de Altea ha estado interviniendo en los últimos años para su recuperación y puesta en valor.

Al día siguiente, domingo 18, se realizó un recorrido que comenzaba en la Plaza del Lavadero. En primer lugar se visitaron las calles de Bellaguarda, donde el urbanismo ha fosilizado los antiguos restos del pueblo medieval hasta la fecha. A continuación, se visitó, por primera vez, uno de los elementos del patrimonio cultural de Altea más importantes, los restos del Molino de Bellaguarda. Este edificio, que se encuentra en un buen estado de conservación, se descubrió durante los trabajos de mejora y adecuación del actual Parque del Agua y sus restos fueron integrados en este espacio. Se trata de una construcción con una factura de gran calidad en la que destaca la presencia de un arco apuntado, un elemento característico de la Edad Media que llevaría a vincular esta construcción con el pueblo medieval de Bellaguarda (ss. XIV-XV ). La visita continuó con un recorrido alrededor del recinto amurallado de Altea y de las huellas que han dejado los grandes edificios monumentales en el trazado urbano actual.

Las jornadas finalizarán este sábado, día 24, a las 11 horas, con una conferencia sobre el patrimonio inmaterial. La Casa de Cultura acogerá la charla ‘Orígens de la Muixeranga i presentació de la Colla’, a cargo de Paqui Cano y Modest Pascual y ‘Músiques per a les muixerangues: passat, present i futur’ por el cantante y compositor Vicent Torrent, fundador de Al Tall y el dolçainer y compositor Ferran Navarro.