Me gustaría contarles un sueño: ¡qué ojalá se haga realidad!

La imagen puede contener: una persona, primer plano

Quisiera vivir en un país, en una ciudad, donde muchas cosas fueran distintas…me quedaría con el clima, con el carácter de la gente, con las grandísimas cosas que ya disfrutamos y a las que no quiero renunciar.

Tamara González.- Aunque sueño con un país con una ciudad en la que esté prohibido desahuciar a las personas de sus casas por falta de recursos, con instituciones públicas que velen por ello, donde no se defienda a los corruptos por parte de sus jefes de filas, sino que sean apartados de la vida pública inmediatamente por el bien del Partido y de la ciudadanía.

Donde no sea necesario pensar que toque la lotería porque todos disponemos de lo necesario para vivir dignamente, una ciudad en la que se mime y se cuide la función pública, que no falte el dinero para las pensiones de nuestros mayores, ni escuelas ni hospitales… porque es la mejor inversión que se puede realizar en un estado en beneficio de sus ciudadanos.

Que existan herramientas que impidan el fraude fiscal, con una política de imposición progresiva y justa. Una ciudad solidaria con toda la comunidad internacional, una ciudad, mi ciudad, en que la justicia sea libre e independiente igual para todos.

Que la hacienda pública, recaude a las personas físicas y jurídicas según su capacidad. Y donde las fuerzas de seguridad no actúen para reprimir al pueblo sino para defender sus derechos.

Un país, una ciudad con infraestructuras pensadas para generar economía productiva y útil a los ciudadanos, con políticas adecuadas a erradicar la alarmante y creciente violencia de género.

Y por soñar soñé muchas cosas buenas para mi país y mi ciudad que no caben en estas 25 líneas…

Soñemos compañeros, con un proyecto político, con un Partido, “CONTIGO SOMOS DEMOCRACIA” capaz de convertir los sueños en realidad.