El Ayuntamiento de Altea y UNART trabajan en la renovación de la imagen de la Mostra d’Artesania

El pasado viernes, la Unión de Artesanos de Altea presentaba, ante una representación de los distintos grupos municipales, con el edil de Cultura Diego Zaragozí a la cabeza, un proyecto de renovación de la imagen de la Mostra d’Artesania basado principalmente en el cambio de stands.

Tras 35 años de andadura de la Mostra d’Artesania, una de las ferias de artesania más destacadas del territorio nacional,  UNART ha decidido que ha llegado la hora de renovar su imagen para seguir siendo referente y por ello ha encargado un proyecto vanguardista al estudio alteano de arquitectos Ji.

Como explicaba el edil de Cultura, “los componentes de UNART han presentado a los cinco grupos políticos del Ayuntamiento una propuesta de cambio de las casetas para la Mostra d’Artesania de Altea que con anterioridad habían presentado a los técnicos municipales para ver si cumplen los requisitos establecidos ya que la Mostra está dentro de un BIC, Bien de Interés Cultural”. “UNART y la concejalía de Cultura entendemos que es un cambio suficientemente importante para que sea aprobado por unanimidad y en principio parece que todos estamos de acuerdo que el proyecto que nos han presentado es bonito, innovador  y un proyecto que puede dar una mejora estética importante a la Mostra d’Artesania”; añadía Diego Zaragozí.

En representación de UNART, Lucía  Lorente, tesorera de la Asociación y Luis Rama Presidente, comentaban el motivo que les ha llevado a poner en marcha este proyecto de nuevas casetas para la Mostra. Lucía indicaba que “ya llevábamos tiempo dándonos cuenta de que necesitaba un cambio de imagen. Se han cumplido 35 años de la Mostra d’Artesania. Siempre ha sido a nivel estatal una feria de referente donde la misma estética en principio se copió a otras ferias y ha llegado el punto que se han unificado todas las imágenes y el público no sabe diferenciar ya lo que es una feria de artesania de alto nivel de lo que es una feria de artesania de importación, reventa y otros. Entonces de esta manera lo que queremos es volver a darle importancia a la Mostra y que siga siendo una feria puntera tanto a nivel estético, con un diseño actual y renovado, como a nivel de los productos que son de altea calidad, de mucha manipulación y totalmente artesanos”.

En cuanto a los cambios propuestos, Lorente señalaba que “los principales cambios van a ser a nivel estético, dar una buena imagen de diseño, calidad y actualidad para que cuando la gente vea la Mostra se asombre, le apetezca acercarse a los puestos a ver qué materiales se ofrecen, gracias a la misma estética de la feria, pero sobre todo, lo que se pretende es actualizarla, que se presente una imagen de artesania actual y de calidad y eso lo vamos a lograr de dos maneras. Una, gracias al proyecto que nos está haciéndolos arquitectos del estudio Jil y dos, con una serie de cambios que vamos a hacer la asociación a nivel interno para refrescar la Mostra d’Artesania”.

“Tenemos muy en cuenta que el Casco Antiguo de Altea es un Bien de Interés Cultural y cualquier estructura que se ponga ha de cumplir diferentes requisitos como por ejemplo que los materiales utilizados estén acordes con el entorno. Por eso hemos solicitado la ayuda de un estudio de arquitectos que son jóvenes, dan una imagen fresca y muy profesionales”; aclaraba Lucía Lorente, artesana y secretaria de UNART.

Finalmente, el arquitecto Jorge Frias, especificaba que “lo más importante es que la pieza se ha pensado no como un puesto, sino como un mini edificio de arquitectura efímera. Tiene que ser una pieza que se monte y desmonte y sobre todo a nivel de conceptual es una pieza que se ha creado para Altea. Se ha tenido en cuenta el entorno, sus colores, sus materiales y la tradición”.