Altea contará con una nueva vía pública denominada ‘’Carreró del Forn de la Viuda’’

Este nuevo vial unirá el núcleo urbano con el casco antiguo mediante la conexión de las calles Filharmònica y Empedrat.

Altea contará en breve con una nueva calle denominada ‘’Carreró del Forn de la Viuda’’. El pleno ha aprobado por unanimidad de todos los grupos políticos la apertura de este nuevo vial que unirá el casco urbano con el casco antiguo, mediante la conexión de las calles Filharmònica y Empedrat y que supondrá una mejora de la movilidad peatonal.

La propuesta de abrir este nuevo vial ha sido introducida en el pleno por la concejala de Participación Ciudadana, Maria Laviós. La concejala ha mostrado especialmente satisfecha por dos motivos. Como ha explicado, ”en primer lugar, porque este nuevo vial de tráfico peatonal fue el proyecto más votado en los anteriores presupuestos participativos. Y es muy satisfactorio comprobar cómo dentro de poco tiempo se ejecutará y, de este modo, se materializará una de las demandas de la ciudadanía. El segundo motivo es que la nomenclatura del nuevo vial ha surgido de la iniciativa popular, concretamente de la familia”. ”Todo esto, -aseguraba Laviós-, es un lujo. El motivo de existencia de esta concejalía es motivar a la gente a que presente sus ideas y propuestas y poder hacerlas realidad”.

Para Maria Laviós, ”esta nueva calle supone un objetivo fruto de nuestro compromiso de trabajar y hacer realidad la conexión entre la zona alta del pueblo y la baja. Un trabajo que aparece reflejado también dentro de la Estrategia de Remodelación de la Fachada Marítima que tan necesaria es para Altea”.

Para cerrar el punto, la concejala de Urbanismo, Imma Orozco, que ejercía en el Pleno como alcaldesa accidental, informaba también que “las obras comenzarán en breve, probablemente la próxima semana, y está previsto que estén finalizadas en el mes de diciembre”. Y concretaba que, ”antes de Navidad ya se podrá transitar a pie por esa calle, que supondrá un gran beneficio para el pueblo de Altea al reforzar los conectores entre la primera línea y el núcleo histórico”.

Respeto de la toponimia tradicional

La denominación se refiere al horno de Isabel Llorenç Santacreu, que quedó viuda y se hizo cargo del horno y de sus hijas y por eso en el pueblo se conocía como ”El Forn de la Viuda”. En este sentido, Maria Laviós también ha destacado que ”con esta denominación nos trasladamos a la Altea de nuestros antepasados, haciendo referencia al informe del técnico de archivo y biblioteca, Pere Soler, que explica su origen: <<esta denominación remite a la existencia de un horno de cocer pan y al apodo con el que se conocía a la propietaria de dicho horno. Por tradición popular el horno era conocido como el Forn de la Viuda, para referirse a este negocio. Sus propietarios dejaban paso a los vecinos para cruzar la calle […] >>.

Además, la concejala ha defendido el respeto de la toponimia tradicional ”que debe ser uno de los criterios a seguir para fijar los nombres de las calles. Este hecho permite la supervivencia de la toponimia anterior y asegura que no nos olvidemos de la historia de nuestro pueblo”.

Desde el equipo de gobierno han querido agradecer públicamente a la familia y descendientes de Isabel Llorenç Santacreu, concretamente a su nieta, Mª Teresa Escoda. En palabras de Maria Laviós, ”por haberse dirigido a este Ayuntamiento y por haber pensado que no hay mejor nombre para denominar la calle que hacer referencia a su abuela. Y, por último, y más importante, por haber facilitado los trámites de cesión de un vial que ya contemplaba el Plan General de 1982”.

Finalmente, Imma Orozco, destacaba que ”la denominación del callejón del ‘Forn de la Viuda’ pone en valor el trabajo de muchas mujeres alteanas que, a pesar de las dificultades, y con mucho esfuerzo sacaron a sus hijos y negocios adelante”.