La Playa de Poniente de Benidorm se transforma en Normandía para la recreación del Día D

En la reconstrucción histórica ha participado una barcaza proveniente del portaaviones ‘Principe de Asturias’

La playa de Poniente de Benidorm se transforma en Normandía para la recreación del Día D

La playa de Poniente de Benidorm se convirtió el pasado sábado, por segunda vez, en el escenario de la recreación de la ofensiva militar más importante de la Segunda Guerra Mundial: el desembarco de Normandía que ha escenificado la asociación Codex Belix en la decimotercera edición de ‘Revive la historia… de cine’. Evento que durante todo el fin de semana ha trasladado a la capital de la Costa Blanca al centro de un conflicto bélico simulado, enmarcado en los años cuarenta del siglo pasado.

Durante toda la mañana, en el Parque de Elche, ha habido exposiciones de uniformes y miniaturas militares, y de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. También ha habido desfiles de los escuadrones de los ejércitos aliados o alemán. Los vehículos históricos, algunos de ellos originales, y los campamentos militares han atraído desde primera hora a miles de vecinos y visitantes. El alcalde, Toni Pérez, el edil de Fiestas, Jesús Carrobles, y otros concejales, también han colaborado en la recreación ´pasando revista’ a las tropas junto al presidente de Codex Belix, Antonio Lalaguna.

Ya por la tarde, al tiempo que un buque de la Armada española navegaba por la Bahía, las sirenas sonaban en el Paseo de Poniente. Era el anuncio de la llegada de unidades enemigas por mar. Las primeras bombas estallaban junto a los búnkeres defendidos por la Wehrmacht mientras que las barcazas con la infantería estadounidense, británica y canadiense, desembarcaban en la arena. Durante una hora, la playa de Poniente se transformó en Omaha o Utah (nombres en clave dados por los aliados a las costas normandas en 1944). Todo un espectáculo pirotécnico y sonoros que ha podido contemplarse a lo largo de todo el paseo donde, prácticamente, no cabía nadie más.

En la recreación ha participado una lancha de desembarco que perteneció al desaparecido portaaviones ‘Príncipe de Asturias’ que fue buque insignia de la Armada Española y se ha utilizado la reproducción de un cañón de 37 mm. Más de 300 recreadores, pertenecientes a 30 asociaciones de España y extranjeras han actuado en Poniente, 200 de ellos en la arena. También se han disparado miles de balas de fogueo.

Desde la organización de Codex Belix, Raúl Matarranz, ha señalado que con este tipo de recreaciones lo que se pretende es “dar a conocer al público en general las unidades de defensa militar, como lo son el Ejército o la Guardia Civil” y el importante papel que desempeñan “en una sociedad en paz”. Matarranz ha dicho que Benidorm es “un magnífico escenario” para una recreación como esta y ha hecho hincapié y agradecido el apoyo recibido de la ciudad, concretamente de la Policía Local y la Policía Nacional, especialmente de su Área de Automoción.