El afán constructor del Alcalde de La Nucía está llevando a una situación difícil de gestionar

No se puede construir y construir con dinero público, para después privatizarlo. No se deben hacer construcciones que no tienen ninguna demanda por parte de la ciudadanía. No es correcto primero construir y después pensar para que servirá.

No es normal que se prioricen las obras que a ti te interesan, con el único fin de engrandecer tu ego y algo más. No es lógico que tengamos edificios infrautilizados o no utilizados y nos pongamos a construir nuevos.

El afán constructor del Alcalde de La Nucia (PP) nos está llevando a una situación difícil de gestionar, en el sentido que todo eso, aunque se privatice, lo tenemos que mantener nosotros, como estamos haciendo hasta el momento.

Fuente: Grupo Municipal Socialista de La Nucía