La luna llena de agosto, testigo y protagonista del fin de semana cultural en l’Alfàs del Pi

El plenilunio del mes de agosto, quizás el más especial del verano por aquello de que, situado en esta ocasión a final de mes, comienza a marcar la recta final del periodo de vacaciones por excelencia del calendario laboral español y, por lo tanto, de la vuelta a la rutina, será testigo y gran protagonista de un fin de semana que, como todos los del periodo estival, estará marcado por la cultura.

El piano de Pierre Boucharlat será, con obras de Beethoven, Ravel y Debussy, el encargado de romper el hielo con el concierto que, englobado dentro del ciclo Concerts a la lluna de l’Albir, tendrá lugar esta misma noche en la sala Pedro Delso de la Fundación Frax. Con un precio de 10 euros, el recitar arrancará a las 22:00 horas y será el penúltimo de este ciclo veraniego de conciertos englobados en el Festival Estiu Festiu y que concluirá dentro de siete días con la actuación del dúo Iannitti-Montomoli.

Pero cuando el satélite de nuestro planeta adoptará mayor protagonismo será el sábado con motivo de ese paseo hasta el Faro de l’Albir organizado por la Asociación Cuidemos El Albir. Arrancando a las 21:30 horas desde el párking del faro, la actividad, que se ha reducido este año a un aforo de 200 personas para provocar el menor impacto posible en el Parc Natural de la Serra Gelada, volverá a permitir a sus participantes disfrutar de las siempre especiales vistas que ofrece la bahía de l’Albir y el propio Parc Natural iluminados únicamente con la luz de la luna.

Pero ese paseo no será más que la guinda a un sábado de luna llena que también verá la celebración, en la zona del Ancla de l’Albir, del Día de la Independencia de Uruguay. Organizado por uno de los muchos colectivos de residentes de otras nacionalidades presentes en l’Alfàs del Pi, los miembros de la Asociación Urugaya Costa Blanca han preparado un emotivo acto, marcado por la música y el baile de aquel país sudamericano, para celebrar una de las fechas más importantes de su calendario, como es la onomástica de su independencia de Brasil firmada el 25 de agosto de 1825.