L’Alfàs recuerda a las víctimas de los atentados de Noruega

L’Alfàs recuerda a las víctimas de los atentados de Noruega

Un año más, l’Alfàs del Pi ha celebrado un sencillo acto en recuerdo de las víctimas que perdieron la vida en los atentados de 2011 de Oslo y de la isla de Utoya, en Noruega. Representantes de las comunidades alfasina y escandinava se reunieron ayer domingo 22 de julio en el Parque por la Paz Johan Galtung para depositar flores bajo la escultura ‘Utoya’, del artista vasco Agustín Ibarrola, una obra de arte que simboliza el compromiso con la libertad y con la paz.

L’Alfàs del Pi, municipio que acoge la colonia noruega más numerosa y más antigua de España, sintió estos atentados como propios. Desde entonces, cada 22 de julio, la comunidad alfasina recuerda a las víctimas y a sus familiares. En esta ocasión, depositando flores bajo el monumento donado por el escultor vasco en homenaje a las víctimas del terrorismo y, en especial, a las del atentado acaecido en 2011 en Oslo y en la isla de Utoya.

El alcalde de l’Alfàs, Vicente Arques, y la edil de Residentes, Martine Mertens, subrayaron el deseo de paz y la democracia como valores que unen a ambos países, España y Noruega y, en este sentido, condenaron cualquier forma de terrorismo y mostraron su compromiso y solidaridad con las víctimas y sus familias.

L’Alfàs del Pi aboga por convertirse en referente mundial de integración. Un municipio en el que conviven en armonía vecinos de un centenar de nacionalidades diferentes, con un censo en el que más del 50 por ciento de la población es de origen extranjero. El propio Johan Galtung la define como “referente de paz, modelo de convivencia e integración”.

El sociólogo y matemático noruego, creador de la perspectiva y metodología de la Investigación por la Paz, también asistió al acto en recuerdo a las víctimas de los atentados de Noruega. Afincado desde hace más de cuatro décadas en el municipio, su obra representa una de las mayores aportaciones a los estudios para la paz y su teoría de conflictos es un referente mundial.

L’Alfàs y Noruega, dos pueblos muy unidos

La unión entre l’Alfàs del Pi y la colonia noruega se remonta a los años 70 del siglo pasado. Aunque actualmente son más de 2.500 los noruegos empadronados, se calcula que la población real oscila entre los 5.000 y los 10.000 residentes procedentes de este país. El Club Noruego Costa Blanca, con más de un millar de socios, se fundó hace ya 47 años. Pero además, en l’Alfàs del Pi hay dos centros educativos sostenidos por fondos públicos noruegos, dos residencias noruegas para personas mayores, tienen su propia Iglesia en l’Albir y el único Centro de Voluntariado -Frivilling- que el Gobierno noruego ha abierto fuera de sus fronteras.