La renovación de la Avenida de Europa seguirá el modelo de Jaime I y se ejecutará por tramos

Los técnicos exponen en el Consejo de Escena Urbana las características de esta actuación, incluida como mejora en el proyecto de remodelación de la Avenida del Mediterráneo

Reunión del Consejo de Escena Urbana de hoy.

La renovación y reurbanización de la avenida de Europa seguirá el modelo ya implantado en Jaime I, tanto en su configuración como en los materiales. Así lo han trasladado los técnicos municipales durante el Consejo de Escena Urbana que se ha celebrado hoy y en el que se ha presentado esta obra, incluida como complementaria en la primera fase de remodelación de la avenida del Mediterráneo.

Según el proyecto, esta obra complementaria se ejecutará por tramos y se iniciará en la rotonda en el cruce de las avenidas Mediterráneo y Europa. Los trabajos seguirán el trazado ascendente de la avenida. El concejal de Escena Urbana, José Ramón González de Zárate, ha indicado que “la intención del Ayuntamiento es poder completar esta renovación hasta la rotonda en la que confluyen las avenidas Comunidad Valenciana y Europea, pero esto dependerá de la oferta presentada por la empresa a la que se adjudiquen las obras”.

La primera actuación que se hará en la avenida de Europa será la retirada de las actuales farolas –conocidas como ‘andreas’-, que serán sustituidas por las mismas que hay instaladas en Jaime I y que cambiarán de ubicación, pasando de la parte central de la calzada a las aceras. De esta forma, “se gana visión de la playa en una de las principales entradas a la ciudad como ya ha ocurrido en Jaime I”.

Al igual que en esta avenida, también en Europa se va a eliminar la mediana y en su lugar se instalará un carril-bici. Por lo que respecta al pavimento, de las aceras se empleará el idéntico diseño al de Jaime I, que en su día fue aprobado por el Consejo de Escena Urbana. De Zárate ha aclarado que la avenida mantendrá la anchura actual de aceras –que superan los cinco metros-, y también conservará las plazas de estacionamiento y carga y descarga, el arbolado y los cuatro carriles de circulación.

Además de en la superficie, el proyecto también contempla actuar en el subsuelo, donde está previsto cambiar la red de agua potable –para evitar pérdidas-, y renovar el alcantarillado y la red de pluviales –que se conectará con la de la calle Filipinas que cuenta con más capacidad-.

Los miembros del Consejo Escena Urbana han dado el visto bueno a la renovación propuesta.