Según el grupo municipal socialista de La Nucía hacer obras innecesarias y no demandadas por los ciudadanos, a costa de pagar unos impuestos altísimos, es mala gestión

La imagen puede contener: una persona, de pie, exterior y naturaleza

Un alcalde no puede ni debe endeudar a los ciudadanos, solo por el hecho de querer hacer obras y más obras, sin que estas tengan ningún tipo de demanda ni necesidad ciudadana.

El actual alcalde sigue con la políticas que instauró Zaplana, de grandes obras sin ninguna demanda ciudadana, grandes sobrecostes, por qué no decirlo, y grandes inauguraciones.

Cuando todos han visto con sus propios ojos donde nos ha llevado esa política a los valencianos, en La Nucia se sigue, a pies juntillas, esa línea que marcó Zaplana.
Ya nadie tiene la indecencia de poner primeras piedras, inauguraciones rimbombantes y medios de comunicación pagados para que hagan de altavoz.

El Alcalde de La Nucia (PP) se ha quedado anclado en el tiempo y en las malas costumbres que ya todos consideraban enterradas en la política actual.