El pleno aprueba la propuesta del grupo municipal socialista para incrementar las medidas para frenar la venta de mercancía falsificada

IMG_20180424_155405_8CS

El Pleno de la corporación aprobó ayer, por unanimidad, la propuesta socialista para incrementar las medidas necesarias para frenar la venta de mercancía falsificada en la ciudad.

Así, el pleno respaldó intensificar la coordinación entre los Cuerpos de Seguridad del Estado y la Policía Local. Para ello, la situación del comercio local se abordará expresamente en las convocatorias de la Junta Local de Seguridad, o en su defecto, se constiturá una Comisión política y técnica específica para abordar estas cuestiones.
Igualmente, se adoptó solicitar los informes técnicos y jurídicos pertinentes para analizar las posibilidades de cierre temporal de los establecimientos reincidentes en venta de mercancía falsificada, y la retirada de la licencia de apertura.

El portavoz socialista, Rubén Martínez, ha argumentado que ante el aumento de la venta de productos falsificados en los últimos tres años en determinadas zonas ciudad, era “necesario” y “urgente” que el Ayuntamiento adoptara medidas “más drásticas”, como las aprobadas ayer, para que este tipo de comercio “no invada la totalidad de la zona comercial de Benidorm”.

Asimismo, Martínez ha apuntado que este tipo de comercio “desleal”, que se fundamente en la venta de productos falsificados, está “restando el atractivo turístico de nuestras calles”, y “no nos lo podemos permitir ni un solo día más”.

Para finalizar, ha indicado que gracias a “nuestra moción” el gobierno va a tener que actuar ya y evitar que “la profesión de comerciante se convierta en todo un reto de futuro”.