El grupo municipal socialista insiste en que adjudicar una obra a una empresa de cría de caracoles es moral y éticamente reprochable

RUBEN

Tras el anuncio del sobreseimiento de la denuncia presentada por el Observatorio Ciudadano contra la Corrupción por un supuesto fraccionamiento de contratos de la Concejalía de Obras del Ayuntamiento de Benidorm y las declaraciones del portavoz del gobierno local, el portavoz socialista, Rubén Martínez, ha vuelto a insistir en que es “moral y éticamente reprochable” la conducta del equipo de Gobierno en esos procesos de contratación.

Así, Martínez ha calificado de “chapucera” la actuación del gobierno local al adjudicar una obra a una empresa que tenía como objeto social la cría de caracoles y no la construcción. “El gobierno local adjudicó una obra a una empresa de cría de caracoles y lo denunciamos ante los medios de comunicación. Era y es una actuación poco ética, chapucera y muy reprobable”, ha indicado.

Para finalizar, Rubén Martínez ha señalado que “nunca pusimos en cuestión” el trabajo de los técnicos municipales, sino “las acciones y conductas del gobierno local del PP”.