PODEMOS l´Alfàs trabaja en la defensa de los agricultores de la Marina Baixa por la xilella fastidiosa

Han formulado una serie de preguntas parlamentarias en Les Corts, Congreso y Senado ante el grave problema de esta bacteria que está afectando a las zonas rurales.

Desde Podem llevan meses trabajando sobre el tema y, ante las dudas surgidas sobre cómo se está gestionando esta crisis, que afecta ya a los almendros de 57 municipios de las comarcas alicantinas de La Marina Baixa i El Comtat, la diputada de Podem Beatriu Gascó i Verdier ha realizado una serie de preguntas parlamentarias y ha solicitado información a Les Corts. A su vez, desde Podemos estatal, tanto Rosana Pastor en el Congreso como Vicenta Jiménez en el Senado, han formulado preguntas al Gobierno sobre este tema.

Remarcan la necesidad de saber cuál es la situación real, para poder hacer una defensa de los intereses de los agricultores y de las zonas rurales afectadas, para las que esta enfermedad y la forma de abordarla, está teniendo unas consecuencias demoledoras.

El pasado día 13 de marzo, representantes de Podem asistieron al encuentro organizado por la Plataforma de afectados de la Xylella en la localidad de Benifato y en el que también participaron agricultores afectados, representantes del sindicato agrario ASAJA , así como los alcaldes de las zonas afectadas por la Xylella. En el encuentro, los colectivos y sindicatos de agricultores, expusieron los problemas a los que se están enfrentando y las muchas dudas que les plantea la forma en que se está gestionando esta crisis, tanto por parte de la Consellería, como por parte de la empresa estatal TRAGSA, encargada de aplicar en las parcelas los protocolos de erradicación de la plaga.

La Xylella fastidiosa es una bacteria fitopatógena que provoca graves daños medioambientales y económicos, afectando fundamentalmente a especies como el olivo, la vid, el almendro, el ciruelo, el melocotón y el limonero, cultivos hondamente arraigados en nuestro país. Los primeros casos en la Comunitat Valenciana, y también en la península, se detectaron el pasado mes de junio en la localidad alicantina de Castell de Guadalest, ubicada en la comarca La Marina Baja.

Esta bacteria, que de momento está afectando sólo a la especie del almendro y cuyo origen está todavía por determinar, provoca que las hojas y los brotes se sequen de forma progresiva hasta la muerte de los ejemplares afectados. La propagación se produce a corta distancia, mediante insectos que actúan como vectores y transmiten la enfermedad. En muchas de las especies hospedantes, la presencia de la bacteria no manifiesta síntoma alguno, lo que dificulta enormemente su detección.

Anuncios