El Partido Popular tumba en la Diputación de Alicante una moción socialista apoyando una revalorización de las pensiones

La moción, defendida por el portavoz socialista y secretario general del PSPV-PSOE en la provincia, José Chulvi, llamaba, entre otras cuestiones, a volver al consenso del Pacto de Toledo y al diálogo social y derogar todos los cambios legales introducidos entre los años 2011 y 2015, así como garantizar el poder adquisitivo de las pensiones, recuperando la actualización de las mismas conforme al IPC.

La moción presentada por el grupo socialista en la Diputacion de Alicante a favor de garantizar el sistema de pensiones en nuestro país, ha sido rechazada por la mayoría del Partido Popular en el pleno de la institución provincial, lo que para Chulvi demuestra “la falta de sensibilidad del PP a algo que está preocupando a millones de personas en España y haciendo que nuestros mayores estén protestando en la calle”.

La moción pone el foco de la amenaza que para las pensiones suponen las políticas del Partido Popular, señalando que “representan un serio peligro para el sistema público de pensiones. Con sus políticas de empleo el Gobierno del presidente Rajoy ha puesto en peligro la sostenibilidad económica de las pensiones, que han entrado en un periodo de déficits constantes y crecientes; y con el nuevo mecanismo de revalorización, que se desvincula del poder adquisitivo y con el factor de sostenibilidad, que ajusta el importe de la pensión en función de la esperanza de vida, se condena a los pensionistas a un progresivo empobrecimiento”.

Señala la moción socialista que los resultados de esta política “están a la vista, con progresiva pérdida de poder adquisitivo de las pensiones, sensación de incertidumbre en los actuales jubilados sobre si el Estado será capaz de pagar sus pensiones en los próximos años, sentimiento de injusticia en aquellos que contribuyen al sistema pero dudan de que éste les pueda proporcionar una pensión digna en un futuro a 10 o 20 años vista, y desesperanza por parte de la juventud en que algún día puedan contribuir y ser protegidos por el sistema”.

Desde el grupo socialista se han denunciado las retiradas masivas del Fondo de Reserva que “de contar con 66.815 millones de euros a finales de 2011, se sitúa en el día de hoy, en 8.095 millones de euros, y que si no se ha agotado totalmente ha sido como consecuencia del préstamo de 10.192 millones de euros del Estado a la Seguridad Social contenido en la Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2017”, ha apuntado Chulvi.

PROPUESTA SOCIALISTA: PACTO DE TOLEDO Y ACTUALIZACIÓN AL IPC

Como solución a este problema, la propuesta socialista pasa, entre otras cuestiones, por volver al consenso del Pacto de Toledo y al diálogo social y derogar todos los cambios legales introducidos entre los años 2011 y 2015 así como garantizar el poder adquisitivo de las pensiones, recuperando la actualización de las mismas conforme al IPC.

Igualmente, se plantea eliminar el factor de sostenibilidad establecido por el PP en la Ley 23/2013, que reducirá las pensiones de jubilación en función de la esperanza de vida y racionalizar los gastos del sistema, desplazando a los Presupuestos Generales del Estado de 2018 aquellos que no corresponden a prestaciones.

En el plano de los ingresos del sistema, la propuesta socialista plantea la revisión del tope a las cotizaciones a la Seguridad Social para mejorar la progresividad del sistema, junto con un plan de choque contra la precariedad, y un impulso de una reforma fiscal más justa y progresiva que nos acerque a la media de la eurozona para garantizar las pensiones y las prestaciones sociales.

Igualmente se propone, entre otras cuestiones,  la financiación de la Seguridad Social con nuevos impuestos a la banca y a las transacciones financieras, encaminadas a que las entidades financieras le devuelvan a la sociedad española los esfuerzos realizados por la ciudadanía con el rescate del sistema financiero. “Pensamos que si toda la sociedad española ha contribuido al rescate de las entidades financieras, este impuesto ha de servir para contribuir al rescate del sistema público de pensiones”, ha explicado Chulvi.