Describir con sencillez, la elegancia pertenece al sastre

La imagen puede contener: una persona

Casi repleto, en una tarde diferente, como semanalmente viene ofreciendo “El Faro de Alejandría Benidorm”. El pasado martes 20 de febrero, correspondía el turno a un licenciado en Bellas Artes: José María Albero, maestro de todo y especialista en nada, como así se definió. Y como título eligió “Reflexiones para polemizar”.

Isabel López Villanueva.- Se presentó enumerando parte de su largo currículum, con la idea de dar unas pinceladas, a algo que él, no considera justo, el síndrome de “titulitis”. Aquellos, que dicen poseer títulos inexistentes, y estudios que nunca han cursado.

Para José, no clasifican a las personas, ya que las hay, de una valía extraordinaria sin esos síntomas, ni documentos. Así empezó sacando alguna que otra sonrisa a los asistentes, que aseveraron con gestos. “Todos somos muy ignorantes, lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas”.

Habló de la enseñanza de hoy en día, de las ciencias y humanidades, de la cultura, asemejándola, a la cenicienta de todas las actividades, ya que sobrevive con muy poca ayuda, lo calificó como decepcionante. Habló de la filosofía, dentro de las humanidades es, el amor a la sabiduría por medio de la curiosidad.

Definió al arte como actividad en la que el hombre recrea, con una finalidad estética, un aspecto de la realidad o un sentimiento en formas bellas valiéndose de la materia, la imagen, el sonido, el canto, la poesía… (Pintar con palabras).

Nos trasladó a los tiempos de Altamira, constituida por una serie de pinturas denominadas rupestres, la primera obra maestra de la humanidad, bella e impresionante, grandes caballos rojos, bisontes policromos, etc. por medio de estos esquemas sencillos, el hombre realizó la labor de periodista de la época.

El ponente lo explica con detalle. “Dicen que la Capilla Sixtina es la Altamira del Renacimiento”. Siguió describiendo el arte persa, sus famosos relieves, la influencia cultural con destacados ejemplos en muchos medios, incluyendo la arquitectura, pintura, tejido, cerámica, caligrafía, la metalurgia, la escultura. Mesopotamia y Egipto los relieves tienen más coloridos por la transcendencia del más allá. Machacaban algunos materiales para formar las pinturas, pigmentos inorgánicos de origen mineral o sintético. Eran como periodistas ególatras, perpetuando su vida y elevando la categoría del faraón a la de un dios. Hizo mención del libro: “La vida después de la vida” del autor Raymond Moody.

Seguimos viajando ahora por el Arte Románico, bellísimo y que fue el primer gran estilo claramente cristiano y europeo que agrupó a las diferentes opciones que se habían utilizado en la temprana Edad Media. El arte románico de Cataluña es de una gran importancia, espiritual, figuras desproporcionadas que incitan al recogimiento.
Saltamos al gótico, a la arquitectura religiosa más que a la pintura, las iglesias suelen ser pequeñas, oratorios pequeños. Las catedrales con ventanales, amplias vidrieras y rosetones de colores con visión luminosa…

El Renacimiento, la mayoría italianos, Leonardo da Vinci, Miguel Ángel, con buenos mecenas que apoyaban las artes. Citó a Boticcelli en “El nacimiento de Venus”, invitando a considerar la armonía entre la mente y el cuerpo, considerada una de las pinturas más famosas en la historia del arte…

El Barroco y Velázquez considerado uno de los máximos exponentes y maestro de la pintura universal. Las Meninas considerada su obra maestra, expuesta en una sala del Museo del Prado. Nombró a Murillo, que fue el pintor español mejor conocido y más apreciado fuera de España…

Siguió con el Romanticismo, la sublimación de la naturaleza que se presenta con toda su fuerza y dinamismo ante el ser humano. Cobra mucha importancia la imaginación y la fantasía, situaciones límites. Hizo alusión a la obra de Adolfo Bécquer que comenzó justo en esa época…

El Vanguardismo, caracterizado por tener una actitud provocadora, reivindica lo original lo lúdico, desafiando modelos y valores existentes hasta el momento. Recordó la obra de Antonio López, su talento, esfuerzo y destreza. A Félix de Toro. Los cuadros de Kandinsky…El arte consuela a los que están rotos por la vida.

Habló de Dalí y de pintores que elaboran su propia filosofía y nuevas formas. De un elenco de ágrafos que, al parecer, fueron incapaces de inmortalizar sobre el papel ni una sola de sus ideas. (Pitágoras, Sócrates, Buda, Zoroastro o Jesús). Y un largo etc.

Para finalizar citó varias frases significativas, por ejemplo:
A través de los trapos veo tu vanidad.
El orgullo engendra al tirano.
La envidia en la ulcera del alma.
La envidia en la ulcera del alma.

Cuando en el debate se ha perdido la calumnia es la herramienta del perdedor.

Terminó recitando unas palabras de Miguel Hernández a Ramón Sijé:

A las aladas almas de las rosas…
de almendro de nata te requiero,
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.