Sobre la Comunidad Valenciana y el Gobierno del PP

Resultado de imagen de gobierno pp comunidad valencianaFotografía de Público

Bernat Mira Tormo.- Hay cosas que no comprendo, y soy de los que creen que generalmente si las cosas no se entienden, es porque o no se explican bien, o porque no tienen ningún interés en que nos enteremos de la película.

La relación del Gobierno de Mariano Rajoy con la Comunidad Valenciana es de juzgado de guardia. Y es otra de las monumentales chapuzas del gobierno Mariano.

Y para que Isabel Bonig, no me tome por un peligroso nacionalista, declaro solemnemente que me siento de Montaverner, valenciano, español, europeo y ciudadano del mundo. Digo lo de ciudadano del mundo, por lo de la bandera, porque si te sientes ciudadano del mundo, para qué coño quieres ninguna bandera.

Isabel Bonig, como dice Lluís Bertomeu, le preocupa más, <<La presunta “deriva nacionalista” de la Comunidad Valenciana que por resolver la parálisis estatutaria, la infrafinanciación o la infrainversión>>.

<<“Nos ha pasado hasta el apuntador” señalaba el diputado de Compromís, Joan Baldoví, no sin razón. Porque no hace mucho también se aceptó tramitar la reforma del Estatuto Canario, región clave a pesar de su marginal presencia en el Congreso para que Mariano Rajoy apruebe los ansiados Presupuestos Generales del Estado, PGE, del 2018. Con un dato interesante: la petición del estatuto valenciano se registró en noviembre del 2011, la del canario en abril del 2015 y la del murciano en mayo del 2017>>.

Vaya recua de gobernantes que tenemos. Y como dijo Unamuno: “la historia solo habla de los cuarenta que gritan y nada dice de los cuarenta mil que callan”. Somos solidarios, pero no gilipollas. Y de tanto tensar la cuerda se puede romper. Así que el gobierno de Mariano sabrá, si quiere que seamos de los cuarenta que gritan o de los cuarenta mil que callan.