El grupo municipal socialista denuncia la falta de mantenimiento y la acumulación de suciedad en el Palau d’Esports l´Illa

El grupo municipal socialista ha vuelto a denunciar la falta de mantenimiento de las instalaciones del Palau d’Esports l’Illa de Benidorm.

Un pésimo mantenimiento que viene a constatar la “dejadez” y desidia” del equipo de Gobierno, PP y CBM, y la negligente gestión del concejal de Deportes, Arturo Cabrillo.

Las críticas de los socialistas al mantenimiento de estas instalaciones se han centrado nuevamente en los vestuarios y aseos, en los que la limpieza “brilla por su ausencia”. Agua estancada, olor a humedad, suciedad y suelos encharcados, que ya han provocado alguna caída de usuarios, son ya elementos habituales en los vestuarios. Algo que no es de extrañar ya que los vestuarios no se limpian hasta por la tarde.

Asimismo, el grupo municipal socialista ha indicado que muchos usuarios les han transmitido quejas no solo de la limpieza sino también de la temperatura del agua de la piscina o de la instalación eléctrica de los vestuarios que no es capaz de soportar enchufado un secador. “Sabemos de usuarios que han dejado de acudir a la piscina porque la temperatura del agua es muy baja y por la suciedad de los vestuarios”, han explicado.

Por otro lado, los socialistas también han denunciado que no existe un aparente control de la utilización de las calles de la piscina por las tardes, lo que ha provocado que en ocasiones los usuarios solo tengan disponible una calle para nadar cuando deberían tener dos, y que el control de acceso a la piscina no funciona por lo que cualquiera puede acceder.

Otra de las reclamaciones que el grupo municipal ha transmitido ha sido la necesidad de volver a habilitar una sala para que los padres y madres puedan ver el desarrollo de las clases de sus hijos más pequeños, y no tener que hacerlo desde la calle.

Para finalizar, los socialistas han lamentado que una instalación deportiva municipal tan utilizada y que acoge numerosas competiciones cada fin de semana ofrezca esta “pésima” imagen a los usuarios, y han reclamado al gobierno medidas urgentes para devolver a la normalidad al Palau y volver a ofrecer un servicio de calidad a todos los usuarios.