Juan Antonio Devlet ofrece una conferencia en El Faro de Alejandría sobre Mahoma

La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo, personas de pie

Isabel López Villanueva.- “Mahoma”, ultima charla del año 2017, martes 26 de diciembre; expuesta por Juan Antonio Devlet, que utilizó, ese día en concreto, la particular vestimenta de las personas árabes. Repartió unos panfletos con la información de la biografía del profeta, paso a paso y por orden cronológico, con algunos visos de leyenda, ya que hay muy pocos datos que sean seguros.

Mahoma, fue un árabe de la tribu de Coraix, caudillo, no sólo religioso, sino también político y militar de la comunidad musulmana, predicador del monoteísmo y máximo profeta de esa fe, ya que fue personalmente, el creador de la teología islámica reflejada en el Corán, único libro sagrado de los musulmanes, que contiene normas para la renovación de la vida. Aunque Mahoma probablemente era analfabeto, no le impidió crear la religión que sirvió de base para toda una cultura de difusión universal. Sus seguidores lo consideran como el vehículo humano a través del cual Alá hizo llegar a los hombres las aleyas que conforman el Corán.

La imagen puede contener: 3 personas, personas sonriendo, personas de pie

Juan Antonio, contó que el profeta nació en el seno de una familia pobre de la noble tribu de Quraish. Con solo 6 años quedó huérfano y fue acogido por su tío paterno Abú Talib, que lo llevaba a sus viajes y le enseñó el trabajo de comerciante de caravanas. Conoció las dos grandes religiones monoteístas de su época a través de las pequeñas comunidades cristiana y judía que habitaban en La Meca y, quizá, por sus viajes de negocios como mercader, en la ruta caravanera entre Damasco y La Meca, a las órdenes de Jadiya, una rica comerciante viuda, que quedó impresionada por él, proponiéndole matrimonio a la edad de 40 años, él tenía 28 años. Su situación cambió en gran manera, tuvieron una hija, llamada Fátima.

Con 40 años y después de algunas revelaciones que dijo tener del dios -Alá-a través del arcángel Gabriel, empezó su predicación como continuador de los grandes profetas monoteístas Abraham, Moisés y Jesucristo. Aunque al principio sus seguidores fueron sólo mendigos sin esperanza.

Siguió con la charla Juan Antonio, hizo referencia a las tribus de la arabia preislámica, donde había un politeísmo tolerante con vaga idea de un dios supremo pero no único, los árabes trataban a los árabes preislámicos de ignorante, pero no era cierto. Habló sobre la mujer de aquel tiempo.

En los dos últimos años de la vida de Mahoma el Islam se extendió al resto de Arabia, unificando a las diversas tribus paganas que habitaban aquel territorio. Poco antes de morir, Mahoma realizó una peregrinación de Medina a La Meca, que ha servido de modelo para este rito que todo musulmán debe realizar una vez en su vida. Décadas después de su muerte, sus sucesores conquistaron Persia, Egipto, Palestina, Siria, Armenia y gran parte del norte de África, y cercaron dos veces Constantinopla, aunque no pudieron hacerse con ella, lo que les impidió avanzar hacia la Europa del Este. A pesar de haber nacido en una región atrasada y marginal del planeta, Mahoma, convirtió a las belicosas tribus árabes, en un pueblo unido y las embarcó en una expansión sin precedentes.

Fue la primera parte sobre este personaje tan peculiar, en la primavera el ponente volverá a contarnos la segunda parte: “Valoración del profeta Mahoma”. Esto ha sido un pequeño resumen de su extensa charla. Los que estuvimos presente disfrutamos mucho, también de los comentarios. El próximo martes, de nuevo, estas invitado a las 18 horas en “La Casa del Fester”. Tres cosas hay destructivas en la vida: la ira, la codicia y la excesiva estima de uno mismo. Algunos lo llaman religión.

Anuncios