Un pueblo lleno de vallas por la mala gestión del Alcalde de Altea, Jaume Llinares

La imagen puede contener: personas sentadas y exterior

Según la edil popular Rocío Gómez “Si tiene usted un problema no se preocupe, que el Alcalde pondrá una valla en su vida…”

Altea llena de vallas del Ayuntamiento, eso es lo que se encuentran todos los alteanos, así como los turistas que vienen a visitarnos, cuando pasean por nuestro pueblo.

La imagen puede contener: exterior

Y sería una medida correcta siempre que se usasen de forma provisional, por un período breve de tiempo, y no como se hace en Altea, en que el uso de dichas vallas se eterniza durante meses y meses ante la incapacidad de buscar una solución a los diferentes problemas urbanísticos, de escena urbana o de infraestructuras.

La imagen puede contener: océano, cielo, exterior, agua y naturaleza

Si algo se rompe o supone un peligro para los viandantes, la solución una valla y otra y otra, y así pasan los meses. ¿Y cuál es la sensación que se nos queda a todos los ciudadanos? La absoluta desidia del Alcalde y su Equipo de Gobierno, que son los que deberían buscar una solución real y no sólo poner una valla o eliminar lo que se ha roto sin repararlo como hacen con los parques.

La imagen puede contener: exterior

Rocío Gómez, concejal del Grupo Municipal Popular, expone: “Así nos encontramos con el Carreró de la Almadrava, vallado desde hace meses sin darle ninguna solución, pese a ser un BRL que establece que debe conservarse al tratarse del último fragmento de la parte baja del antiguo arrabal de San Pedro del S. XVIII. Dando una imagen pésima a la primera línea así como a la calle la Mar donde nos encontramos más vallas en diferentes puntos. Del mismo modo nos encontramos con más vallas en la subida al Casco Antiguo de Altea así como en la Avenida Juan Alvado, urbanizaciones, partidas…”.

La imagen puede contener: árbol, cielo, exterior y naturaleza

Y no es que no tengan dinero o es que no tengan tiempo, porque para realizar otras tareas absurdas como pintar unas plazas de parking de motos y una de minusválidos en el Mercado Municipal, justo donde quedan tapadas por unas plataformas de madera con lo cual no se pueden utilizar, para eso sí que tienen tiempo y dinero.

Anuncios