Cárcel para una pareja inglesa por denunciar una falsa intoxicación

Un juzgado de Liverpool les condena a 9 y 15 meses de prisión. Reclamaban a Thomas Cook 22.000 euros de coste de vacaciones y compensación por los perjuicios durante su estancia en Mallorca

Un juzgado de Liverpool ha condenado a nueve meses de prisión a Deborah Briton, de 53 años de edad, y a 15 meses de cárcel a Paul Roberts, de 43 años, por dos casos de fraude. La pareja falsificó padecer, con sus dos hijos, dos intoxicaciones alimenticias causadas por la comida suministrada en un hotel de Mallorca en el año 2015 en 2016. Por dichas enfermedades reclamaban a la compañía de viajes y vacaciones Thomas Cook unas 20.000 libras (22.000 euros) de coste de vacaciones y compensación por los perjuicios provocados porel desorden en su salud.