La ONGD “Estrellas de Colores” de l’Alfàs abre una biblioteca en Tanzania

Este verano un grupo de maestras, en su mayoría de l’Afàs del Pi, han viajado a Tanzania, Nungwi, donde han puesto en funcionamiento una biblioteca, con más de 3.000 libros obtenidos de donaciones, y un proyecto educativo del que se benefician 1.831 alumnos, de edades comprendidas entre los 3 y los 15 años.

Una expedición promovida por la ONGD alfasina “Estrellas de Colores”, creada hace 8 años por un grupo de voluntarios, interesados en desarrollar proyectos de cooperación internacional relacionados con la infancia y la educación.

Juan Moreno es el presidente de esta asociación sin ánimo de lucro, y esta mañana, tras renovar el convenio de colaboración suscrito con el Ayuntamiento de l’Alfàs por 1.000 euros, comentaba al alcalde Vicente Arques algunos de los proyectos en cartera de la ONGD.

La aventura comenzaba el pasado 26 de julio cuando las profesoras Nuria Atienza, Nuria Richarson, María José Sánchez, Jessica Martínez, Isabel Perelló y Lorena Parra partían rumbo a Nungwi, Tanzania, para rehabilitar dos aulas de educación infantil, y una biblioteca, en una de las escuelas de la isla, que carece de recursos económicos para dar respuesta a las necesidades educativas de la zona. Y nos cuenta satisfecho Juan Moreno, al frente de la ONGD, quien también ha viajado hasta allí, que el objetivo se ha cumplido. Más de 1.800 los alumnos se benefician de esta iniciativa, un proyecto que no ha hecho más que empezar, y la asociación se ocupará de mantener y mejorar.

Estrellas de Colores” promueve actividades de sensibilización y educación para la justicia, la paz y de solidaridad con los países empobrecidos, especialmente en instituciones educativas, explica su presidente y trabaja en la organización, formación y apoyo al voluntariado que colabora para conseguir estos objetivos, tanto en países en vías de desarrollo como en España.

Creada hace ocho años en l’Alfàs del Pi, esta asociación no gubernamental, sin ánimo de lucro, ya tiene experiencia en poner en marcha proyectos educativos. Mantiene una escuela y biblioteca de similares características en Omepete, desde su apertura precisamente hace ocho años, en una isla de Nicaragua, llamada Ometepe, donde este verano han llevado las nuevas tecnologías, nos comenta Juan Moreno.

Anuncios