Suma celebra en Benidorm el primer Encuentro Nacional de Mediación

La entidad promueve fórmulas más rápidas y económicas que la judicial para resolver conflictos entre administración y administrados

 

Esta mañana se ha celebrado en el Salón de Actos del edificio consistorial el I Encuentro Nacional de Mediación en conflictos, organizado por Suma Gestión Tributaria de la Diputación de Alicante y que ha contado con la colaboración del Ayuntamiento de Benidorm. El objetivo de esta jornada ha sido poner sobre la mesa de debate las ventajas de la mediación en la resolución de las disputas en las organizaciones

El acto ha reunido alrededor de 200 profesionales, profesores universitarios y especialistas en la mediación y arbitraje, entre ellos a Vicente Magro, magistrado de la Audiencia Provincial de Madrid; Julio Fuentes, ex coordinador de la Unidad de Derecho Concursal, Arbitraje y Mediación del Ministerio de Justicia; Miguel Ángel Martínez, de la Junta de Gobierno del Ilustre Colegio de Abogados de Alicante (ICALI); y Gonzalo Iturmendi, del bufete especializado Iturmendi y Asociados de Madrid.

El alcalde de Benidorm, Toni Pérez, ha dado la bienvenida a los asistentes en nombre de la ciudad y ha agradecido a la organización el haber “convertido” a Benidorm en “el centro de algo que consideramos fundamental en el devenir, presente y futuro de lo que deben de ser las relaciones de la administración con sus administrados”, como lo es “la solución de conflictos”.

Toni Pérez ha destacado “el modelo innovador” que propone Suma para la mediación”. Modelo que propone conocimientos y habilidades para alcanzar la solución pactada y ha abogado por alcanzar las más altas cotas de éxito en la resolución de las disputas evitando “el exceso de judicialización en las relaciones y conflictos internos de administraciones públicas y empresas”. El alcalde ha finalizado su intervención deseando a los asistentes una feliz estancia en la ciudad.

La mediación en los conflictos que surgen entre organizaciones, administración o administrados conlleva numerosas ventajas frente a la judicialización y acelera el proceso, acelera la resolución, evita retrasos (demasiado habituales de la justicia), y reduce los costes hasta en un 60%.