El compromiso del Gobierno de España es mejorar el sistema de financiación de los municipios turísticos

El compromiso del Gobierno de España y del Partido Popular es mejorar el sistema de financiación de los municipios turísticos, y en ningún momento hemos renunciado a ello

La imagen puede contener: una o varias personas, gafas y exterior

Agustín Almodóbar Barceló.- El Presidente Rajoy anunció una reforma en el Sistema de Financiación Autonómica y Local durante esta legislatura, y desde la pasada Conferencia de Presidentes, el 17 de enero de 2017, se está trabajando en ese nuevo sistema en el que los municipios turísticos tendrán su protagonismo para poder atender de una manera óptima, absolutamente todas sus necesidades.

El Partido Popular votó en contra la pasada semana a esta iniciativa de Podemos. Por coherencia. Porque siendo conscientes de la problemática, como he dicho, ya estamos trabajando en mejorar su financiación. Algo que para poder ser analizado correctamente debe ser tratado en el marco de la reforma de la Financiación Local cuyos trabajos ya están en marcha.

El Gobierno de España tiene una hoja de ruta marcada y dentro de la misma se contempla este asunto. Se está trabajando intensamente, hablando con todos para lograr el mayor de los consensos en esta nueva financiación.
Modificar en la actualidad el artículo 125 de la Ley de Haciendas Locales sería únicamente un parche que de poco serviría para mejorar la financiación de Benidorm. O de cualquiera de los municipios turísticos no reconocidos, pudiendo ser muchísimo más ambiciosos y abordando el tema desde un prisma más amplio y atendiendo sus necesidades reales y que mejoren su competitividad.

Trabajo en positivo, yo no he preguntado por los motivos por los que la pasada semana Podemos, PSOE o Compromís rechazaron apoyar al sector turístico español, a sus trabajadores y destinos. Por ejemplo, frente a los ataques de turismofobia, o por qué unas horas después deciden impulsar una tasa a las pernoctaciones que tiene el rechazo unánime de todo el sector turístico valenciano.

Por cierto, ¿sabíais que la futura Ley de Turismo, Ocio y Hospitalidad de la Comunitat Valenciana amenaza la compensación que reciben los municipios turísticos? Esas aportaciones a las arcas municipales peligran ahora porque en el anteproyecto de la Ley de Turismo desaparece el articulado que regulaba esos ingresos en la norma anterior y los deriva a un futuro Estatuto del Municipio Turístico. Un “estatuto” que nadie sabe exactamente qué es, ni quién lo redactará, cuándo va a estar en funcionamiento o cómo va a estar dotado. Considero que es hipócrita e irresponsable poner el grito en el cielo por los fondos que llegan de Madrid y, al mismo tiempo, poner en peligro los que dependen de uno mismo.

Creedme cuando os digo que ni a los señores y señoras de Podemos, ni a los señores y señoras de Compromís les importa un ápice este tema. Unicamente les sirve para tapar sus vergüenzas, su falta de gestión, su deriva hacia el independentismo y, si de paso pueden ganar algún titular fácil y poner a alguien en entredicho o en el disparadero, como es el caso, mejor.

Os aseguro que yo cada día, a cada hora, lucho por conseguir lo mejor para mi pueblo y para mi provincia, ejemplos hay muchos: Variante, SATE, N338, Pesca Turismo, Tren de la Costa, Comisaría, entre otros, o la gran oportunidad que tiene Benidorm en convertirse, por haberlo decidido así el Gobierno de España, en el primer Destino Turístico Inteligente certificado del mundo. Os prometo que alguien ha visitado muchos Ministerios y realizado muchas llamadas para agilizar o intermediar para ello.

Sé que toda esta explicación, que doy con el ánimo de aclarar cosas y que todo el mundo sepa en qué momento estamos, a muchos no os va a convencer. El trabajo parlamentario, político, la mayoría de veces es agradecido y otras muchas es injusto, pero a mí me gusta dar la cara y considero necesario conocer toda la información para poder tener una opinión formada.

Ojalá nuestra querida ciudad ya tuviese lo que es de justicia y merece, estoy totalmente convencido de que llegará. Será pronto. El primer interesado e implicado en que así sea soy yo.