Un lugar donde viajar: Suiza, relax invernal

Invierno en Suiza

Cuatromiles majestuosos, valles nevados, pueblos idílicos. El escenario del invierno en Suiza es espectacular. Aquí todos encuentran su felicidad, porque se puede hacer de todo, o simplemente nada. También Bruno es uno de nuestros #ENAMORADOSDESUIZA. Le gusta comer bien y tomar el sol en una hamaca. Pero a sus amigos les impresiona enviándoles unas cuantas fotos de acción. 

Romanticismo invernal con vistas al lago

Las vistas panorámicas desde Klewenalp invitan a relajarse. La oferta alternativa al esquí y al snowboard es igualmente magnífica

La pista para trineos más larga de Suiza Central, un tramo expresamente preparado para trineos de aire, rutas senderistas sin grandes inclinaciones: la oferta de experiencias en la nieve en Klewenalp es enorme, pero todas comparten el magnífico paisaje invernal sobre el lago de Lucerna. Las vistas panorámicas de las montañas de Suiza Central y el lago son unas de las más impresionantes de toda la región.

Exclusiva velada invernal sobre los tejados de Berna

La Sky Terrace del hotel Schweizerhof ofrece maravillosas vistas sobre los tejados de la capital suiza

En días concretos o previa petición, la Sky Terrace del Hotel Schweizerhof de Berna se despierta de su sueño invernal. En esta atmósfera acogedora se pueden degustar delicias invernales tales como castañas asadas o vino caliente especiado. Como colofón, la fascinante perspectiva de los tejados de la capital suiza. Si están cubiertos de nieve, la velada resulta inolvidable.

El paseo del dragón al monte Pilatus

No escupe fuego pero aun así desprende calor: el teleférico «Dragon Ride» une Fräkmüntegg directamente con Pilatus Kulm, a más de 2132 metros de altitud

El «Dragon Ride» se ha diseñado a modo de cabina y está acristalado casi por completo para que el recorrido con vistas al lago de Lucerna y los Alpes que le rodean despierten la sensación de estar realmente volando. Esta experiencia de 3,5 minutos puede alargarse a la vuelta continuando desde Fräkmüntegg con un vehículo especial: una bicicleta de nieve con la que bajamos hasta Krienseregg por una pista azul o roja en función del grado de dificultad elegido.

Aprender el arte del esquí y contemplar la arquitectura

Arquitectura y esquí es la insólita pero interesante combinación con la que Toggenburg sorprende a sus turistas de invierno

Toggenburg

Ilustres arquitectos suizos han construido en Toggenburg un edificio que se integra a la perfección en esta genuina región: sencillo, sofisticado, elegante, una auténtica joya. Sobre él pueden contarse muchas historias, por ejemplo cómo se construye a más de 2200 metros de altitud (casi) sin medios de transporte aéreos. Las respuestas las da el instructor de esquí durante la pausa de la comida. Antes y después enseña a sus clientes en las distintas pistas todos los secretos del arte del esquí.

Dinner at home: cenar entre amigos entre lagos

La estrella son los productos caseros de alta calidad y las conversaciones animadas

Wilderswil

Frente a la ventana bailan los copos de nieve, en la cocina deslumbra el cocinero Bruno. Largas velas envuelven el comedor en una luz cálida, Alice ha engalanado la gran mesa de madera. Además de caviar de Frutigen, los anfitriones deleitan a sus invitados con otras especialidades exquisitas del Oberland bernés. Quien reserve esta experiencia tiene asegurados un banquete con comida regional y conversaciones interesantes.

Fuente: http://www.myswitzerland.com/

MySwitzerland.com