Un lugar donde viajar: Oporto

La cercanía de Oporto con España hace que sea un destino muy cómodo y atractivo para viajar, incluso para una escapada de fin de semana

Esta ciudad, situada al norte de Portugal junto a la desembocadura del río Duero y segunda ciudad más grande del país, por detrás de Lisboa, es un lugar muy especial; tal vez sea ese aire de decadencia que la invade o a la vida que se respira en ella. Tal vez sean sus elegantes barrios y villas señoriales en contrapunto con las estrechas calles y viejos callejones que la UNESCO ha declarado Patrimonio de la Humanidad. 

Resultado de imagen de oporto

Oporto es una ciudad para recorrerla andando, disfrutando al máximo de sus estrechas callecitas cargadas de historia y nostalgia. Un paseo al anochecer junto a la ribera del río Duero, la sensación que produce entrar en el Mercado do Bolhao o el sabor de sus dulces vinos son algunas de las cosas que se pueden hacer en Oporto.

Puesto de especias en el Mercado do Bolhao. Está cobijado por un hermoso edificio de dos pisos, con grandes patios interiores donde se resguardan los puestos de pescado, fruta, embutidos, flores y distintos utensilios y regalos

El casco viejo, centrado en Ribeira, se construyó sobre las colinas que dominan el río Duero, y la UNESCO lo ha declarado patrimonio cultural de la humanidad.

Zona de la Ribeira de Oporto.- Fotografía de Filipe Fortes

El Palacio de la Bolsa, sede de la Asociación Comercial de Oporto, es uno de los edificios más grandes y bonitos de la ciudad, además de ser uno de los monumentos más visitados. Está clasificado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad junto con otros monumentos del centro histórico. Se encuentra en el barrio de la Ribeira.

El Antiguo Palacio de la Bolsa es uno de los edificios más hermosos de Oporto, tanto en el exterior como en el interior

La iglesia de San Francisco, del siglo XIV, es la principal atracción junto con las bodegas de oporto, que se ubican principalmente al otro lado del río, en Vila Nova de Gaia.

El centro de Oporto puede ser el punto de referencia del visitante para conocer los alrededores de la ciudad, comprar, comer o cenar en algún restaurante. Se puede decir que el centro de Oporto es el punto de unión entre la zona más vieja y la más nueva de la Ciudad de los Puentes.

Hay cuatro barrios importantes que componen el centro de Oporto: Baixa, la Zona de la Catedral, Cordoaria y alrededores del Mercado de Bolhão.

Buenos vinos, bacalao, mucha historia escondida tras cada azulejo, una gran belleza barroca y una frenética vida en torno a las aguas del Douro. Oporto tiene mucho de qué presumir.

Cómo llegar a Oporto

Oporto tiene dos estaciones de tren, de las que la Estación de Porto Campanhã es la más importante. Se sitúa en el Largo da Estação de Campanhã y fue inaugurada en 1875. Tras varias remodelaciones, hoy dispone de cafetería, venta de billetes, cajero automático y aparcamiento.

Además, está adaptada para la movilidad de personas discapacitadas. Varias líneas de metro y de autobuses urbanos la conectan con el centro de la ciudad. Por ella pasan todos los trenes de largo recorrido que llegan a Oporto, incluido el que cubre la ruta Vigo-Oporto, y los de cercanías.

La Estación de San Bento, en la céntrica Plaza de Almeida Garrett, permite llegar en tren a Oporto en servicios regionales y de medio recorrido. Construida sobre los restos de un antiguo monasterio del siglo IX, esta estación es una auténtica joya. En su vestíbulo se puede ver la historia de Portugal en una impresionante composición de 20.000 azulejos. Trenes procedentes de Guimaraes, Braga y Viana do Castelo, entre otros, llegan a San Bento.

Sin duda el puente de Luis I es el más admirado y típico de la zona de la Ribeira, y uno de los emblemas de la ciudad de Oporto. Data de 1886, y fue diseñado por Teófilo Seyrig, discípulo de Eiffel, que había participado con él en el diseño del puente de María Pía. Por ello ambos son muy parecidos, con una impresionante estructura metálica de hierro, pero se diferencian en que el de Luis I tiene dos niveles, uno superior por donde circula el tranvía, y uno inferior para vehículos y peatones. Es un puente muy transitado, también por turistas que cruzan el río para visitar la población de Vila Nova de Gaia, que se encuentra al otro lado y está repleta de bodegas de vino.

El tranvía ha sido un medio de transporte muy importante en Oporto desde finales del siglo XIX. La implementación de nuevos medios de transporte en la ciudad supuso casi su extinción. Muestra de la importancia que tuvieron estos vehículos se ve reflejada en el Museo do Carro Eléctrico, un museo donde podemos viajar a través del pasado y conocer todos los secretos del transporte público de Oporto y sobre todo de los tranvías. El museo está situado en el barrio de Miragaia en la nave donde estaba la Antigua Central Eléctrica de Oporto

La vida nocturna en Oporto

Qué mejor manera de conocer Oporto que viviendo sus noches. La ciudad cuenta con varias zonas para salir de fiesta, locales de fado, bares y discotecas.

Fotografía de Christian Parreira

La vida nocturna de Oporto es una de las mejores de Portugal, con montones de actividades de ocio y entretenimiento. Por norma general la población local y los turistas suelen acudir a la Ribeira, la zona vieja de Oporto en la orilla del río Duero. En este barrio se concentran gran cantidad de bares, pubs y discotecas. El verano es la época ideal para disfrutar mucho más de la vida nocturna que ofrece la ciudad.

Barrio de la Ribeira, uno de los más animados al llegar la noche.- Fotografía de Jason Rogers

La gente suele comenzar la noche acudiendo a alguno de estos bares de la Ribeira a tomar las primeras copas después de cenar. En los cafés y bares son muy frecuentes los conciertos de música en directo donde actúan cantantes de fado, un estilo de música típico de Portugal. Algunos pubs suelen cerrar a altas horas de la mañana.

Dónde comer

En Oporto existe una amplia oferta gastronómica con bastantes restaurantes repartidos por toda la ciudad y sobre todo por las zonas más turísticas. Hay restaurantes con menú del día, de comida rápida y restaurantes más recatados pero algo más caros. El precio del menú del día dependiendo de cuál sea el restaurante, oscilaentre los 4 a los 6 euros. Las raciones suelen ser muy generosas.

Bacalao, callos y sopas son algunos de los ingredientes que se encuentran en los platos típicos de Oporto.

Fuentes: oporto.info, minube, viajerospiratas.es, http://www.goeuro.es