¿Son viables las pensiones, aquí y ahora?

Bernat Mira Tormo.- Tal y como está planteado ahora mismo el sistema de pensiones, no se le ve ninguna posibilidad, de que pueda haber pensiones dignas en un futuro. Para los únicos que habrá una pensión bien retribuida, sino cambia el sistema, será para los ministros, los diputados y los altos cargos de la administración.

Cuando oía hablar de la herencia recibida, que le había dejado el gobierno socialista de Zapatero, al gobierno de Mariano Rajoy. No sabía que se referían a los casi 70.000 millones de €, que había dejado el gobierno de Zapatero, como fondo de reserva, en la seguridad social, para garantizar el pago de las pensiones.

Supongo que no continuará el gobierno de Rajoy, porque lo poco que ha dejado ya, de este fondo de pensiones, le duraría a su gobierno, menos que un merengue a la puerta de un colegio. Y no tendríamos ninguna garantía de poder cobrar nuestras pensiones.

Hay varios tipos de pensiones, las más generalizadas son las pensiones públicas que tenemos aquí, y las pensiones privadas. Las pensiones privadas sólo pueden funcionar bien, para la gente que no dependa de la pensión para vivir. O sea, para el que si por cualquier motivo le falla la pensión, siempre puede recurrir, a su cuenta en Panamá.

Las pensiones privadas en los últimos años, se habían extendido bastante por los países que practicaban unas políticas más liberales económicamente. Habían intentado hacer creer, a los futuros pensionistas, que si se hacían un plan privado de pensiones, el dinero de la cota de sus pensiones, siempre les sería más rentable y estarían mejor administradas, bajo un fondo de pensiones privadas, que en las arcas del Estado.

Probablemente, el gran interés que tenían algunos Bancos y buena parte del sector empresarial, para que se popularizaran los planes privados de pensiones. No tuvieran mucho que ver, con que las pensiones fueran más o menos seguras para el pensionista. Esto les importaba seguramente menos, que saber que en algunos países, se había hecho una acumulación descomunal de capital, procedente de las cotas de los futuros pensionistas. Fondos que fueron usados en buena medida en la especulación.

Especulación que nos trajo la crisis económica, que empezó con la quiebra del Banco Lehman Brothers en 2008, la mayor crisis financiera de la historia desde el crack del 29. Lo que motivó, que gran parte de los fondos de pensiones privadas, de Japón, Inglaterra, Estados Unidos, y algunos otros países, entraran en quiebra, porque la mayoría de estos fondos de pensiones privadas, las habían invertido en la bolsa. Y millones de pensionistas de todo el mundo se quedaron sin pensión, al hundirse la bolsa.

Y volvemos al tema central de las pensiones. ¿Pueden ser viables las pensiones en el futuro?

-Sí que pueden ser viables. Pero no con el sistema actual.

-Lo que no se puede hacer, es, hacer depender las pensiones sólo de las cotizaciones a la seguridad social, de la gente que está trabajando actualmente. Si hasta los que no vemos dos a caballo de un burro, vemos que los salarios han bajado. Que hay menos gente cotizando a la seguridad social que antes. Que cada día que pasa aumenta la cantidad de jubilados, en proporción a los trabajadores en activo. Está claro que el sistema de pensiones actual, no sirve para nada. Es ridículo pretender que las pensiones dependan solo de los cotizantes actuales.

-¿Entonces qué habría que hacer?

-Pues tendríamos que preguntarnos. Si el nivel de renta por habitante del país, se ha estancado como las pensiones. Pero ese no es el caso, para nada, porque España se ha convertido en una potencia económica.

-Vamos a poner solo un ejemplo. Hace 60 años, en España trabajaba casi un 40 % por ciento de la mano de obra del país en la agricultura, y no éramos capaces de alimentar a toda la población del país. Hoy, con no llega al 2% de la población activa empleada en la agricultura, somos uno de los principales exportadores de alimentos del mundo. Está claro que la riqueza del país se ha multiplicado exponencialmente, en todos los sectores económicos.

Es un insulto a la inteligencia, que un país rico, tenga unos pensionistas pobres. Está claro que las pensiones se deben pagar de las cotizaciones de los trabajadores. Y de los impuestos del Estado.