Benidorm finaliza los trabajos de mejora de la accesibilidad y seguridad del tránsito peatonal en las calles Azucenas y Nicaragua

La obra, en el entorno del CEIP Miguel Hernández, conlleva la ampliación de aceras, arbolado, iluminación, nuevo asfaltado y creación de plataforma única

Las obras de mejora de la accesibilidad en las calles Azucenas y Nicaragua están a punto de finalizar a falta de pequeños retoques que habrán terminado antes de la vuelta de los escolares tras las vacaciones de Navidad. Unas obras cuya finalidad es mejorar la movilidad y seguridad de los escolares del colegio Miguel Hernández. Esta mañana el alcalde Toni Pérez y los concejales de Espacio Público y Educación, José Ramón González de Zárate y Maite Moreno, han visitado la intervención para comprobar cómo ha quedado la misma.

Así, en la calle Nicaragua se han ensanchado las aceras para cumplir con la normativa de accesibilidad. Además, se ha mejorado el drenaje con la instalación de nuevos imbornales y rejillas para captar toda el agua de lluvia. Los pasos peatonales también se han protegido al elevarlos sobre la calzada y el paso junto a la entrada del colegio se refuerza también con un sistema acústico homologado. De igual modo se han instalado luces semafóricas en el suelo para prevenir cruces indebidos a causa de distracciones con el teléfono móvil.  

En cuanto a la calle Azucenas, la intervención ha consistido en la creación de plataforma única de modo que sea una vía completamente peatonal con el pavimento de asfalto impreso. La calle, ha explicado el alcalde, “cuenta ahora con accesibilidad total ya que se han eliminado las barreras arquitectónicas y ampliado las zonas peatonales”. Asimismo se ha puesto nueva iluminación en toda la zona gracias al programa del IDAE II. “Una operativa muy importante” ha agregado Pérez.

Los trabajos han incluido la modificación de la rasante de la calle para mejorar la evacuación de las aguas pluviales y para adaptarse a los vados existentes y a los accesos al colegio Miguel Hernández. En esta vía, además, se ha plantado arbolado nuevo ya que no existía previamente.

Toni Pérez ha destacado la “accesibilidad peatonal” de ambas vías en el entorno de un colegio “que es un centro de referencia en educación y alumnos con diversidad funcional”. 

A la hora de ejecutar esta actuación, ha dicho el alcalde, “pensamos en el alumnado, pero también en el tránsito de aquellos que acuden al colegio solos o con alguien de su familia”. Pérez también ha recordado que el Ayuntamiento abrió hace unos meses un aparcamiento disuasorio muy cercano al centro escolar, en la calle Cuba, con capacidad para 500 plazas “que también facilita mucho el acceso al colegio”.