Toni Pérez se reafirma en el “no y nunca” a la tasa turística tras el acuerdo anunciado por el tripartito del Consell

El alcalde insiste en que “no es una tasa, es un impuesto” que “penaliza la actividad turística”, que “es contrario al modelo de hospitalidad de la Comunidad Valenciana” y que “obedece a un tic ideológico”

No a la tasa turística

El Alcalde de Benidorm, Toni Pérez, se ha reafirmado en su negativa a la implantación de la tasa turística en la Comunitat tras el acuerdo para implantarla anunciado hoy por las fuerzas políticas que componen el gobierno de la Generalitat Valenciana: PSPV, Compromís y Unides Podem. Toni Pérez ha manifestado que “el gobierno de Benidorm, en sintonía con lo mantenido por el sector, siempre ha defendido el ‘no y nunca’ a la tasa turística”, que “solo persigue penalizar esta actividad, la misma que desde que estalló la pandemia ha echado en falta y mucho el apoyo del tripartito del Consell que ahora pretende poner nuevas cortapisas a su recuperación”. 

El alcalde ha incidido en que “la tasa turística sólo obedece a un ‘tic’ ideológico permanente de los socios del gobierno del Consell” que, a diferencia del secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, son “incapaces de ver y entender que el turismo es la actividad que mejor redistribuye la riqueza”, que “tiene un altísimo compromiso social” y que “no se deslocaliza”. 

Así, Toni Pérez ha afirmado que el acuerdo anunciado hoy es “una imposición de aquellos que en el fondo odian el turismo y la democratización de las vacaciones que supone el modelo de sol y playa”; al tiempo que “genera más incertidumbre a un sector que siempre ha sido tractor y locomotora, ofreciendo grandes rendimientos al PIB de la Comunitat Valenciana”. 

Además, ha aclarado que “contrariamente a lo que se sostiene no es una tasa, es un impuesto” que, además, “en buena medida van a tener que asumir los propios valencianos, que son uno de los principales clientes de la oferta turística de la Comunitat Valenciana”. 

Toni Pérez ha recordado que “el sector que presta el servicio ya paga impuestos por su actividad, al igual que el turista, entre ellos el IVA”, por lo que “resulta desproporcionado, injusto y mezquino sumar ahora a esa actividad uno nuevo gravamen”. 

Asimismo, ha recalcado que “la implantación de la tasa turística es contraria al modelo de la Comunitat Valenciana, a ese mismo modelo que se encumbra en una ley que habla de una hospitalidad que predica y practica el sector desde hace décadas”. “No entendemos que obligar a un visitante a abonar una tasa sea la mejor carta de presentación ni ejemplo de hospitalidad que se pueda dar”, ha agregado. 

“El turismo sostenible, responsable y de calidad se practica día a día y desde hace décadas en esta Comunitat en destinos como Benidorm, y eso poco o nada tiene que ver con penalizar al sector y a la actividad o con implantar un impuesto que no soluciona nada”, ha apuntado.

Ante el anuncio del gobierno valenciano de que este nuevo impuesto tendrá carácter municipal y voluntario, Toni Pérez ha avanzado que “Benidorm no lo aplicará”.  

Por último, ha instado al gobierno que preside el socialista Ximo Puig “dejarse de vericuetos y de inventar nuevos impuestos para desviar la atención de lo verdaderamente importante, su incapacidad para desarrollar políticas sociales y para ayudar a las familias y al tejido productivo y más en momentos tan complejos como los actuales”.