El Consorcio de Aguas de la Marina Baixa garantiza el abastecimiento para todo el año y vuelve a reclamar balsas y mejoras en los embalses

A estas alturas, la Marina Baixa prácticamente ha alcanzado la pluviometría normal anual

Toni Pérez.

El Consorcio de Aguas de la Marina Baixa ha confirmado que el abastecimiento para consumo humano y riego “está garantizado” para todo el año 2020, y ha insistido en reclamar, una vez más, medidas que aumenten la capacidad de los embalses así como la creación de balsas que permitan almacenar más agua en periodos extraordinarios de lluvia. Así se recoge en el informe emitido por la entidad la pasada semana y del que se ha dado cuenta en la Junta General celebrada hoy telemáticamente, que ha presidido el presidente de la Diputación Provincial de Alicante, Carlos Mazón, y en la que ha participado el alcalde, Toni Pérez, y la edil Aida García Mayor.

Toni Pérez ha recordado que “el temporal Gloria del pasado enero llenó los embalses y los acuíferos de la comarca, pero también sirvió para constatar una realidad ya endémica: la falta de infraestructuras que nos permitan aprovechar estos periodos y almacenar más agua para garantizar los recursos en los próximos cuatro años y para afrontar futuros periodos de sequía sin tener que pedir aportes externos”.

El alcalde ha recalcado que “tal y como se hace patente en los informes de la Consorcio, el Gobierno Central lleva muchos años sin realizar inversiones que generen recursos en el sistema, mientras desde la comarca no paramos de reclamar mejoras que nos permitan incrementar nuestra capacidad de almacenamiento”. Entre esas mejoras se encuentran “la limpieza de los lechos de los pantanos del Amadorio y Guadalest o la ejecución de balsas que recojan el agua que se libera cada vez que se abren las compuertas de ambos embalses y que actualmente acaba en el mar”.

Toni Pérez ha indicado que “la última vez que se abrieron las compuertas fue, justamente, coincidiendo con el temporal Gloria, una acción que se saldó además con daños en la plataforma donde se ubica la Conducción General de Guadalest; daños que se ha solicitado que se incluyan en el Decreto aprobado por el Ministerio y la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ)”.

Según los datos trasladados por el alcalde, “entre el temporal Gloria y las lluvias caídas en la comarca durante el primer semestre de 2020 prácticamente hemos alcanzado la pluviometría normal en un año hídrico en la comarca”, en torno a los 550 litros por metro cuadrado. Junto a esa pluviometría, Toni Pérez ha destacado el descenso de la demanda registrada durante el primer semestre del año como consecuencia del confinamiento por la crisis sanitaria de la Covid-19, y que se ha situado cerca del 20%.