El Alcalde de La Nucía debe rendir cuentas, hacer balance y reconocer errores para hacer cumplir los objetivos

La imagen puede contener: exterior

Terminado el año, lo lógico sería que el Alcalde de La Nucía rindiera cuentas, hacer balance, reconocer errores, hacer propósito de enmienda y ponerse a trabajar para cumplir los objetivos. Pero en vez de eso, nos inunda con una catarata de grandes obras, sin demostrar en absoluto, la necesidad que tienen los ciudadanos de La Nucia de ellas. Da por finiquitado el 2017 sin asumir nada de lo malo, que lo hay.

Continúa con sus mentiras y medias verdades a la ciudadanía. No nos dice que el IBI no va a bajar tampoco el 2018, como tampoco lo hará el agua ni los otros impuestos.
Nos incluye en las inversiones a realizar, hoteles privados, en construcción, por empresas privadas, como si fuera una inversión del Ayuntamiento. Por cierto, de una mas que dudosa legalidad urbanística.

También incluye el coste de unas balsas, que realiza el Consorcio de Aguas de La Marina Baixa, no el Ayuntamiento, y al que por cierto nuestro alcalde les debe de hace tiempo algunos millones de euros. Así como gastos en instalaciones que en estos momentos están explotadas por empresas privadas. Nada nuevo bajo el sol.

Fuente: Grupo Municipal Socialista de La Nucía