Ya es hora que los trabajadores de la Hostelería perciban o se beneficien algo del boom turístico que estamos viviendo

Resultado de imagen de fotos de benidormFotografía de formacionsostenible.com

Bernardo Mira.- Eran otros tiempos allá por el tiempo de la peseta que cada vez que vivíamos un ciclo de bonanza turística los trabajadores también se beneficiaban aumentando sus ingresos, pero eso parece que paso a formar parte del pasado.

La fortaleza de las monedas europeas frente a la peseta que favorecía las propinas abundantes, la mentalidad paternalista del empresariado de cuidar a los trabajadores con los cuales había muchas veces empezado la actividad, el fin del pago en efectivo, una crisis larga mediante que favoreció que hubiera mano de obra abundante y bien preparada proveniente de otros sectores más castigados, y un largo etc.

Desde el años 2012 llevamos un lustro que el turismo ha ido aumentando sus cifras año tras año por múltiples factores que son de sobra conocidos y lo más importante subiendo los ratios de rentabilidad sobre todo los últimos años. Aunque la Patronal no deja de quejarse, ahora sobre todo con el apartamento no legalizado, como si compitieran directamente con los hoteles, en todo caso hace competencia al apartamento legalizado.

Es hora de que de alguna manera se prime al trabajador y se le haga participe de los inmensos beneficios, incluyendo en nómina algún porcentaje sobre beneficios condicionada a las épocas de bonanza, o algún sistema similar. Porque de la bonanza deben participar también los trabajadores para que el sistema funcione, de que sirve que cada vez los hoteleros vayan adquiriendo nuevos hoteles si sus trabajadores no pueden ni irse de vacaciones.