Las tropas cristianas y moras toman Benidorm

Tres años después, las tropas moras y cristianas volvieron a tomar ayer las calles de Benidorm en el ecuador de estas fiestas, que se iniciaron el pasado jueves con la ‘Invasión Mora de la Villa’, acto considerado ya de interés turístico local. 

Sobre las 20.00 horas, el embajador moro, acompañado de la Colla de Xirimiters de la Marina, abría el desfile de las huestes de la media luna, formadas por las ‘filaes’ Tuareg, Musulmanes Tagarinos, Benidarhims y Nazaríes, que recorrieron las principales calles del centro, llenas de a lo largo de todo el recorrido. Entre el numeroso público se encontraban el alcalde, Toni Pérez; miembros de la Corporación municipal; la Reina Infantil de les Festes Majors Patronals, Chloe d’Hebboutd; y representantes de la Undef. 

La cadencia de las marchas moras dio paso a la marcialidad de las tropas cristianas, encabezadas por el embajador cristiano. Entre los integrantes de los ejércitos cristianos, el concejal de Fiestas, Jesús Carrobles; la Reina Mayor de les Festes Majors Patronals, Aila Merenciano, y sus damas de honor; el presidente de la Comissió, José Vicente Fuster; y el presidente de l’Associació de Penyes, Adrián Romero. Las ‘filaes’ Cruzados y Cavallers de la Baronia cerraron el desfile. 

Los moros y cristianos ofrendan al patrón tras sellar la paz

El Parlamento de Paz, texto escrito por el erudito Pere Mª Orts i Bosch, es un acto único e identificativo de los festejos de Benidorm

Los moros y cristianos de Benidorm ofrendaron ayer al patrón de la ciudad, Sant Jaume, después de haber enterrado sus luchas y disputas durante el Parlamento de Paz, que han protagonizado los embajadores de la cruz y la media luna, Manuel Palazón Martí y Manuel Palazón Speckens. Este documento, único e identificativo de las fiestas benidormenses, fue escrito por el erudito Pere Mª Orts i Bosch y representa el diálogo que mantienen el alcaide del Castillo y el Príncipe de Kairuán sobre la legítima propiedad del Castillo de Benidorm. Tras el intercambio de argumentos, ha quedado demostrado que Benidorm es fortaleza cristiana y las huestes moras se han retirado pacíficamente.

Finalizado el Parlamento de Paz, los integrantes de las ‘filaes’ moras y cristianas han cubierto en romería el recorrido que separa la plaza de SSMM Reyes de España y la iglesia de Sant Jaume, junto al alcalde, Toni Pérez; el concejal de Fiestas, Jesús Carrobles; miembros de la Corporación; las Reinas de les Festes Majors Patronals, Aila Merenciano y Chloe d’Hebbount, y sus cortes de honor; el presidente de la Comissió de Festes Majors Patronals, José Vicente Fuster; y su homólogo de l’Associació de Penyes, Adrián Romero, entre otros.