El sector productivo de l’Alfàs recibe una nueva inyección de 550.000 euros

La Concejalía de Hacienda del Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi ha resuelto favorablemente 234 expedientes de nuevas solicitudes, de pequeñas y medianas empresas y autónomos más afectados por la pandemia del coronavirus, por un total de 550.346,53 euros. Ayudas que desde hoy mismo percibirán directamente las personas y entidades beneficiarias.

El concejal de Hacienda de l’Alfàs, José Plaza, hace recuento y explica que durante todo el año 2021 se han concedido, y repartido, un total de 1.319.727,23 euros entre 577 autónomos y empresas del municipio. Unas ayudas que pretenden contribuir a la supervivencia y solvencia de empresas y negocios de la localidad. “Las administraciones en general, el Ayuntamiento de l’Alfàs en particular, hemos hecho un esfuerzo muy importante y hemos querido estar al lado de la ciudadanía, de nuestras empresas y de nuestros comercios, en unos momentos de crisis sanitaria y económica tan dura como la provocada por el coronavirus”.

El Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi aprobaba el primer paquete de ayudas en el pleno ordinario del mes de marzo, recordaba el concejal de Hacienda de l’Alfàs José Plaza, una primera resolución adoptada antes de Semana Santa, abonándose así las ayudas en las cuentas de los beneficiarios por estricto orden de entrada de las solicitudes, un proceso que culmina este último día del mes de noviembre, “resultando muy satisfactorio poder cumplir con el compromiso adquirido desde este Ayuntamiento, y desde esta concejalía, con nuestro tejido empresarial y comercial”. No ha resultado sencillo el proceso, reconoce el edil, de la tramitación de estas prestaciones, “pero por contra si resulta gratificante el poder decir que se han concedido más de 1.300.000 euros, en un año, destinados a autónomos y pymes locales”.

Expedientes admitidos y resueltos a lo largo de un año, que incluyen tanto las Ayudas del Plan Resistir, cofinanciadas por la Generalitat (62,5%), Diputación (22,5%) y Ayuntamiento (15%), como el Plan Ten de la Diputación. En todos los casos, puntualiza Plaza, se trata de programas impulsados con el objetivo de minimizar el impacto económico que la pandemia, ha tenido sobre el sector productivo que desarrolla su labor profesional en l’Alfàs. “Consideramos que es una inyección económica importante y necesaria, que denota el esfuerzo importante realizado desde todas las administraciones para ayudar a reflotar negocios, y fundamentalmente, para evitar su desaparición”.