Podemos l’Alfàs denuncia el oportunismo electoral con la problemática del turno de tarde en el IES l’Arabí

Podemos l’Alfàs denuncia el oportunismo electoral que se está demostrando en el municipio por unos y por otros a raíz del anuncio de la decisión de impartir en el IES l’Arabí las clases de 1º y 2º de Bachiller, así como las del CFGM en horario vespertino. Intentar arañar votos con promesas imposibles de cumplir no solo no ayuda, sino que son un insulto hacía las familias a las que afecta esta medida. Podemos l’Alfàs considera que una reunión urgente con la Inspección Territorial es la única manera de iniciar la búsqueda de una solución propositiva y alcanzable en este momento.

El alcalde Vicente Arques y su concejal responsable del área de Educación, Isabel Muñoz, son parte del problema que se ha creado y que viene de muy atrás. El primero viene ahora con una serie de promesas que huelen a electoralismo. Su última carta fechada en el 22 de mayo y plagada de contradicciones, incluso hace sospechar de una estrategia premeditada y con conocimiento previo que se refleja en la reacción de Consellería que hoy se publica en prensa.

Isabel Muñoz por su parte, “confía en que las cifras de alumnos presentadas por el IES serán previsiblemente inferiores una vez se complete el proceso de matriculación para el curso 2019-2020, por lo que, por el momento, analizar la necesidad de cambiar horarios es precipitado”. En otras palabras, la concejal prefiere no actuar. El alcalde, en el cuarto punto de su carta corrobora esta actitud.

Ambos aparentemente dejan caer como una loza a la Presidenta del Consejo Escolar y su equipo directivo, cuando todo este tiempo han estado unidos como uña y carne. Porque en una primera reacción fechada el 21 de mayo, manifiestan que “los cambios de horario son una decisión pedagógica que le corresponde enteramente al IES sin que el AMPA o el Ayuntamiento puedan intervenir en ella”. Desde Podemos l’Alfàs nos preguntamos si no podían prever que les iba a explotar este problema estructural en la cara y si no han tenido tiempo para hablar la Presidenta y la concejal sobre esto durante sus viajes al extranjero que han compartido, pagados con dinero público de las arcas municipales.

Esto no quiere decir que nuestra formación apoya a la Presidenta del Consejo Escolar. Creemos incluso que toca pedir su dimisión inmediata del cargo por la responsabilidad que tiene en este asunto.

Vicente Arques, en un primer comunicado con fecha del 21 de mayo, se compromete cuatro días antes del 26-M a “la realización, durante las próximas vacaciones estivales, de todas las obras de mejora que sean necesarias para garantizar, no solo la seguridad de los estudiantes y trabajadores del centro, sino para asegurar que todo el alumnado del IES l’Arabí pueda seguir acudiendo a clase en horario matutino”. Además, vuelve a repetir la misma promesa en la carta fechada un día después. Podemos l’Alfàs tacha la misma como puro oportunismo electoral a sabiendas de que, según nos han informado, el Equipo Directivo y el Ayuntamiento presentaron un proyecto para hacer estas mejoras, que fue denegado por la Consellería que plantea que “es inviable porque los ayuntamientos, por normativa, no pueden realizar este tipo de actuaciones y, lo que aún es más importante, una ampliación de estas características no podría estar acabada para el inicio del próximo curso en septiembre”. Sin embargo, y ya con conocimiento de esta respuesta, en su carta a la Presidenta Felicidad Martín Fernández, el alcalde “exime a la Consellería del abono del proyecto y la ejecución del mismo”, a sabiendas que por normativa el Gobierno local no tiene competencias para hacer tal cosa. Cabe preguntar además con qué dinero piensa pagar estas obras cuando tenemos Presupuestos municipales prolongados desde 2017 y con proveedores del Ayuntamiento que se quejan sobre dificultades para cobrar lo que indica a una visible falta de liquidez.

Y sobre las incongruencias de la última carta del alcalde, Podemos l’Alfàs quiere remarcar lo siguiente:

En un primer punto la carta menciona que, observando el Padrón Municipal de Habitantes, “el número de alumnos en edad de escolarización ha descendido de forma considerable, por lo que la previsión de un incremento de plazas para éste y posteriores años escolares será menor”. Sin embargo, en el punto 3 dice que “el expediente de solicitud de construcción de un segundo Instituto de educación Secundaria en nuestro municipio ya ha sido remitido a la Consellería por lo que las dificultades contempladas son temporales”.

¿Cuánta posibilidad hay que la Consellería acceda a construir un nuevo instituto cuando el número de alumnos en edad de escolarización disminuye? ¿Cómo es posible que el alcalde hable como si esta construcción se pudiera realizar en tal plazo que se pueda considerar como una solución al problema actual?

El Partido Popular por su parte, no ha tardado en volver a agitar el tema pidiendo también el segundo instituto en l’Albir. Suena muy bonito, pero repetimos que no es ninguna solución para las alumnas y alumnos ni para sus familias a quienes afecta en este momento el cambio de horario. Porque independientemente del color de gobierno en Valencia, estos asuntos necesitan muchos años para realizarse. Dicen los Populares que “Vicente Arques, decidió que no hacía falta otro instituto, y reclamó a la Generalitat la parcela cedida en El Albir, primero con la intención de habilitar sobre ella un vivero de empresas (otra promesa incumplida), y finalmente para venderla y habilitar un parking”. Y el alcalde lo niega diciendo en su página de Facebook que “el Ayuntamiento solicitó la construcción de éste a través del Programa Edificant” y que están “a la espera de la aprobación o no del mismo”.

Podemos l’Alfàs condena enérgicamente el oportunismo electoral por ambos lados que estamos viviendo en estos últimos días de la campaña, con los padres y alumnos de por medio. Instamos a sentarse lo antes posible a trabajar de manera seria junto con el Consejo Escolar y la AMPA para buscar soluciones alcanzables e inmediatas.