Unos desconocidos entran a robar de madrugada en la sede de Cáritas Altea y se apoderan de algo más de 4.000 €

EL DINERO PROCEDÍA DE UNA HUCHA DE VALENCIA Y VARIOS DONATIVOS QUE NO HABÍA DADO TIEMPO A INGRESAR EN EL BANCO

El robo en la sede de Cáritas Nuestra Señora del Consuelo de Altea, ha caído como un mazazo. Unos desconocidos han forzado una puerta para entrar la pasada madrugada en los locales de la Avenida de Jaime I, donde está el almacén y las oficinas centrales de Cáritas. Desde allí se han llevado algo más de 4.000 euros, los cuales no había dado tiempo a ingresar en la entidad bancaria donde la organización caritativa tiene su cuenta.

El dinero procede de una hucha que una colaboradora de Cáritas monta en Valencia y cada año saca todo lo recaudado para llevarlo a nuestra entidad, de un donativo de algo más de 1.000 euros y otros de menor cuantía. Todo el dinero estaba preparado para ser ingresado, ya que tanto la hucha como los donativos había entrado esta misma semana. También había un sobre con un dinero en efectivo que habitualmente se tiene para hacer frente a pagos puntuales de emergencia, como medicamentos, o alguna botella de butano para familias necesitadas.

La directora de Cáritas Altea, Fina Ferrer se encontraba abatida y triste: “no es dinero nuestro, es dinero para las familias más necesitadas, y además en unas fechas tan especiales”, señaló. Explicó que se había presentado denuncia ante la Guardia Civil, y que el seguro, al no estar el dinero en la caja fuerte, solo cubría 600 euros.

Fina Ferrer dijo que, lo que peor me sabría es que fuera alguien “que se beneficia de nuestro programa de ayuda y siguiéramos dándole alimentos”, y que sentía “rabia” e “impotencia” por este hecho.

CONSTERNACIÓN

Sin embargo, la reacción de la gente en cuanto se ha ido enterando del robo ha sido de total solidaridad. Mucha gente ha expresado su interés por colaborar para que las familias necesitadas no se vean afectadas por este robo.

En este sentido, y ante la insistencia de muchas de estas personas de hacer donativos para resarcir el robo. Cáritas ha hecho público el número de cuenta donde se pueden hacer los ingresos, y recuerda que todos estos donativos se pueden deducir de la declaración del IRPF del año próximo.