El Ayuntamiento de Benidorm recibirá una subvención de 30.000 euros de la Diputación de Alicante para ampliar la red de pluviales y mejorar el drenaje en la avenida Bernat de Sarrià

La actuación, con un presupuesto de 71.129 euros, mejorará el drenaje en la zona y tendrá un plazo de ejecución de un mes

El Ayuntamiento de Benidorm recibirá una subvención de la Diputación Provincial de Alicante de 30.000 euros para acometer la ampliación de la red de aguas pluviales en la avenida Bernat de Sarrià, según consta en la resolución del ente provincial publicada en el BOP el pasado 8 de noviembre.

El presupuesto de la actuación asciende a 71.129,85 euros, por lo que la cantidad subvencionada asciende al 42,17% del total. Este punto ha sido dictaminado hoy en la comisión informativa de Urbanismo. La subvención de la Diputación emana de la convocatoria de ayudas para la reparación y primer establecimiento, reforma o gran reparación  de infraestructuras hidráulicas de abastecimiento y saneamiento.

En el caso de esta subvención, la intervención se centra en la propuesta para la avenida Bernat de Sarrià en el tramo entre las calles Zamora y Juan Fuster Zaragoza. El concejal de Ciclo del Agua, José Ramón González de Zárate, ha explicado que “en este tramo se mejorará el drenaje para evitar la formación de embalsamientos de agua, algo habitual durante los episodios de lluvias intensas”. Para ello, “se actuará en la acera contraria al Ensanche de Levante”, ejecutando “un colector que se conectará a la red de pluviales de Juan Fuster Zaragoza, e instalando imbornales”. Esta actuación asciende a 71.129,85 euros y el plazo de ejecución es de un mes.

Una vez confirmada la obtención de la subvención el Ayuntamiento procederá ahora a licitar y adjudicar la actuación, de modo que el inicio de los trabajos se realizará en enero de 2023.

González de Zárate ha insistido en que el objetivo principal es “acabar con los importantes embalsamientos de agua que se producen cuando hay fuertes lluvias, que no solo generan molestias sino que afectan a la seguridad vial”. El edil ha indicado además que esa agua entraba en algunos establecimientos con la consiguiente afectación a particulares”.

El concejal de Ciclo del Agua ha abundado en que “en Benidorm hay mucho dinero invertido en el subsuelo”, y son justamente este tipo de inversiones, que muchas veces se perciben como obras molestas, las que hacen posible que mientras en otras localidades muy cercanas haya problemas de turbidez con el agua potable como consecuencia de las lluvias, en Benidorm no haya incidencias en el servicio”.