VOX Polop de la Marina pide explicaciones al Ayuntamiento por el problema suscitado en Chirles por la recogida de basuras

Presentación registro ayto polop vox

VOX Polop ha presentado en el registro municipal un escrito para solicitar  información por lo que está ocurriendo en la pedanía de Chirles y en otros barrios y urbanizaciones del municipio polopino, como en La Alberca.

El Ayuntamiento mantenía cerrados algunos contenedores soterrados de la pedanía e incluso ha estado desmantelando algunos de los que se encontraban operativos, pero ahora ha decidido retirar también contenedores convencionales de su ubicación habitual durante años y en su lugar ha instalado contenedores a distancias a veces superiores a 500 metros.

Los vecinos protestan porque tienen que caminar una media de 300 a 500 metros para tirar la basura, con el problema añadido de que muchos de ellos son personas de avanzada edad, algunos con problemas de movilidad.

El Ayuntamiento ha argumentado que los nuevos camiones adquiridos para dar servicio son muy grandes y no pueden transitar con normalidad por la pedanía para retirar los residuos depositados por los vecinos.

La situación se complica y puede llegar a convertirse en un problema de salud pública, ya que muchos vecinos se niegan a recorrer la distancia hasta los nuevos contenedores, depositando la basura en el lugar habitual donde estaban ubicados los contenedores ahora retirados, con lo que se están produciendo “islas de suciedad” y residuos en algunos lugares de Chirles y los vecinos se arriesgan a ser multados por depositar residuos fuera de los contenedores.

El coordinador de VOX en Polop de la Marina, José Carlos Toro, ha manifestado que son muchos los vecinos que se han dirigido a VOX npara que pidamos explicaciones al Ayuntamiento. Parece un asunto nimio, pero para muchos vecinos mayores es un grave problema”, y ha añadido que “el argumento de que no entran los camiones no se sostiene; los camiones anteriores eran iguales y sí que entraban, y si no, pues que adquieran uno más pequeño, pero lo que no se puede es hacer mal las cosas y no escuchar a los vecinos”.