La mala gestión en la zona azul sigue trayendo quebraderos de cabeza al gobierno de Andreu Verdú

zona azul la vila

El gobierno del PSOE sigue dando tumbos respecto a la zona azul. Pasaron de oponerse a ampliarla por toda la ciudad y las prisas en su implantación siguen dando problemas a los ciudadanos y al propio gobierno. El último, los residentes.

El gobierno tripartito dejó morir el anterior contrato de la zona azul, circunscrito a la zona comercial de Villajoyosa y cuando constató que era totalmente necesario empezó a licitar un nuevo contrato que tardó dos años en ponerse en marcha.

Este nuevo contrato sobredimensionó al anterior, ampliando las plazas de zona azul por dos y triplicando las de zona naranja. Una expansión de la O.R.A. a todas luces innecesaria y con un claro afán recaudatorio.

La nefasta gestión del estacionamiento regulado por parte del PSOE condujo a muchos vecinos a quejarse por la eliminación de su condición de residente tanto en la zona centro como en el casco histórico. El PP recogiendo este malestar, lo trasladó al pleno de julio en forma de dos mociones, una para residentes de zona azul y otra para residentes de zona naranja.

A este respecto, Jaime Lloret afirma que “no es de recibo que el gobierno elimine el derecho ya adquirido a los residentes que viven en calles afectadas por la O.R.A. y es de justicia que sean considerados como tales.”

“El gobierno local aceptó nuestra propuesta sobre residentes de zona azul, pero rechazó directamente la de considerar residentes a los vecinos afectados por la zona naranja, a pesar de que la portavoz socialista reconoció abierta y públicamente que era injusto el tratamiento que se le daba a estos vecinos”.

Fuente: PP Villajoyosa