La EPSAR aprueba la financiación para mantener la EDAR hasta 2023 pero no aclara cuándo ejecutará las obras pendientes

El Ayuntamiento reclama a la entidad información sobre la obra de adecuación de las impulsiones y estaciones de bombeo de Benidorm y l’Alfàs acordada con ambos Consistorios en 2019

La EPSAR aprueba la financiación para mantener la EDAR hasta 2023 pero no aclara cuándo ejecutará las obras pendientes

La Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (EPSAR) ha comunicado al Ayuntamiento de Benidorm la cuantía aprobada para financiar los gastos de explotación y mantenimiento de las instalaciones de saneamiento y depuración de la ciudad hasta 2023, si bien no ha aclarado cuándo ejecutará las obras pendientes y comprometidas. Así se desprende de la ‘Resolución sobre la financiación ordinaria para el trienio 2021-2023’ dictada por la entidad y recibida el pasado 6 de agosto, en la que se desestiman las alegaciones del Ayuntamiento al documento inicial. 

El concejal de Ciclo del Agua, José Ramón González de Zárate, ha indicado que “a la vista de esta resolución sabemos cuál va a ser la aportación que la EPSAR va a realizar para mantener la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) y la red, pero seguimos sin información de las inversiones que la entidad se comprometió a hacer y que se plasmaron en un convenio suscrito con de Benidorm y l’Alfàs del Pi”. 

De Zárate ha recordado que “hasta la fecha, la entidad de gestión sólo ha invertido 120.000 euros de los 3,5 millones comprometidos en 2017 y desde el Ayuntamiento hemos ido asumiendo inversiones urgentes para asegurar el buen funcionamiento de la red y a costa de sacrificar otras actuaciones”. Concretamente, la inversión municipal desde 2012 supera los 4 millones de euros, a través principalmente de las mejoras del contrato actual. 

El edil ha explicado que “dentro de las alegaciones presentadas por el Ayuntamiento a la resolución de la financiación -en las que pedíamos que se aclaran determinadas cuestiones acerca del cálculo, posibles compensaciones por volumen de agua tratada y fórmula de abono de la misma- hacíamos hincapié en una de las obras pendientes de la EPSAR y que es clave para nuestra ciudad: la Adecuación de las impulsiones y estaciones de bombeo de Benidorm y l’Alfàs”. 

De Zárate ha detallado que “de la ejecución de esta obra va a depender que podamos abordar la segunda fase de remodelación de Mediterráneo, ya que antes de que el Ayuntamiento pueda renovar la avenida es necesario que previamente la EPSAR actué en el bombeo que hay en el tramo entre Castellón y Ametlla del Mar”. “Sin esa obra, se están poniendo en serio peligro el que podamos completar la renovación de la avenida del Mediterráneo”, ha subrayado. 

El responsable de Ciclo del Agua ha incidido en que “para esta obra de Adecuación de las impulsiones y estaciones de bombeo los Ayuntamientos de Benidorm y l’Alfàs del Pi firmamos un acuerdo de cooperación con la EPSAR en marzo de 2019”. En ese acuerdo, el Ayuntamiento se comprometía a aportar 752.000 euros para ejecutar la obra. 

Sin embargo, “más de dos años después, seguimos sin inversión y también sin noticias, porque la entidad no ha contestado a la petición de información que hacíamos en nuestro documento de alegaciones para saber en qué punto se encuentra este proyecto”. Entretanto, “el canon de saneamiento que aporta Benidorm genera un saldo favorable a la EPSAR de 1,6 millones de euros, cerca de 12 millones en la última década; de los cuales, con la Ley de Saneamiento valenciana y tras asegurar la solidaridad con las depuradoras más pequeñas, una parte podría haberse destinado a mejorar el sistema y la red de Benidorm; algo que no ha ocurrido y que no es de recibo puesto que la ciudadanía de Benidorm hace un gran esfuerzo para pagar su tasa de alcantarillado”. 

“Pido al EPSAR que reaccione y que diga cuándo va a hacer la obra y a invertir en Benidorm lo que la ciudad y su ciudadanía merece”, ha apostillado.