Entrevista a Francisco Pérez Bayona, “Quico”

Esta semana el amigo Manuel Palazón entrevista a uno de los personajes más emblemáticos de la ciudad, como es Quico el Fotógrafo.

5 Actualidad

Periodista: Hoy entrevistamos a Francisco Pérez Bayona, a quien todo el mundo conoce por “Quico el fotógrafo”. Bienvenido, Quico. Y gracias por estar aquí.

Quico: Gracias a ti.

Periodista: Mi primera pregunta es: ¿Cuándo te estableciste en Benidorm, porque tú naciste en Barcelona?

Quico: Yo nací en Barcelona, en el año 33 del pasado siglo. Mi padre era marino mercante, viajaba por todo el mundo en el “Magallanes”, de la compañía Transatlántica. Cuando mi madre murió y mi padre se jubiló, nos trasladamos a Benidorm; aquí puse una tienda de fotografía, en el paseo de la Carretera (en los años sesenta): hacía carnets, bodas, comuniones…

Periodista: Se dice que eres el fotógrafo por antonomasia de Benidorm. ¿Cómo y cuándo sentiste esa afición por la fotografía?

Quico: Siempre me atrajo la fotografía; en Barcelona hice un cursillo en la Casa de Cultura y aprendí bastante; también hice estudios de telegrafista en la Escuela Náutica, pues mi padre siempre me dijo que era una buena profesión, y le he sacado rendimiento.

4 Distinción cultural 0ct 2020

Periodista: A ver, cuéntame eso de radiotelegrafista.

Quico: Durante mucho tiempo he sido radioaficionado; he llegado a tener contacto con más de 300 países, y he hablado con gente tan importante como el rey Hussein de Jordania y el mismo Franco. Conocía a mucha gente. Tenía mi equipo instalado en el huerto. ¡Qué tiempos aquellos!

Periodista: ¿Se puede vivir de la fotografía? ¿Has trabajado de alguna otra cosa?

Quico: Sí, se puede vivir; de hecho, yo he vivido de ella. Pero una cosa tengo que decir: yo he fotografiado de todo: cosas, costumbres, personas, y nunca he cobrado un duro por ello; yo sólo cobraba por los encargos. Simeón era el primer fotógrafo y el más antiguo; yo, el segundo.

Periodista: ¿Me puedes hablar de tus tiempos de concejal?

Quico: Durante siete años fui concejal del PP, con Miguel Pérez Devesa, en los tiempos en que los concejales no teníamos sueldo: lo hacíamos por servicio al pueblo. Yo me ocupaba de abastos, comercio, sanidad y cementerios, pero sobre todo de promocionar Benidorm. ¡Cuántas veces Miguelito Pérez Martorell y yo hemos ido a países como Inglaterra, Bélgica, etc. para promocionar Benidorm! Me designaban a mí porque hablaba varias lenguas.

2 Pedro Zaragoza

Periodista: ¿Estás satisfecho con todo lo que has hecho en esta vida? ¿Qué cambiarías si volvieras a empezar?

Quico: Creo que la vida me ha ido bien. Sí, estoy satisfecho; pero, si volviera a nacer, sería radiotelegrafista en un barco; me apasiona casi más que la fotografía.

Periodista: Estás incluido en el libro “Gent de Benidorm”, que se publicó hace cuatro años. Y últimamente has merecido una distinción cultural en el auditorio Julio Iglesias. Esos públicos reconocimientos, ¿te han hecho ilusión?

Quico: Mucha. También he sentido gran satisfacción por las menciones que me han hecho en los diversos países que he visitado.

Periodista: Quico, ¿qué tal andas de salud?

Quico: Bien. Los médicos están asombrados de mi fortaleza física y de mi estado mental a las puertas de cumplir los 88 años.

Periodista:  Acaban de desmontar una exposición de tus fotografías en el Museo Boca del Calvari. Pero no es la primera vez que expones, ¿verdad? ¿Te han publicado algún libro con tus fotografías?

Quico: El ayuntamiento me editó hace unos años un libro titulado “Quico: su mirada y su voz”. Te regalaría alguno, pero se agotó enseguida la tirada de 300 ejemplares.

1 Jaume Ferrando

Periodista: ¿Cuáles son tus proyectos más inmediatos: seguir haciendo fotos?

Quico: Ya he dejado de hacer fotos. Las nuevas tecnologías me superan; con decirte que ni tengo whassap, ni manejo el ordenador…

Periodista: ¿Algún hijo tuyo ha heredado tu afición por la fotografía?

Quico: Mi nieta, Alba, es una gran aficionada; y lo hace muy bien.

Periodista: Bueno, Quico, muchas gracias por contestar a mis preguntas. Que sigas bien.

Quico: Igualmente. Gracias a ti.