La Concejalía de Medio Ambiente de Altea anuncia una actuación de la Conselleria de Transición Ecológica en el río Algar

Medio Ambiente anuncia una actuación de la Conselleria de Transición Ecológica en el río Algar

El Centro para la Investigación y Experimentación Forestal (CIEF), vinculado a la Conselleria de Transición Ecológica, junto con la colaboración del departamento de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Altea están llevando a cabo un proyecto de restauración de la vegetación de la ribera del río Algar. La intervención, situada a la altura del Pont de Sogai, incluye la eliminación de caña común en la desembocadura del río y la plantación de especies autóctonas. Así lo ha dado a conocer el edil de Medio Ambiente, Jose Orozco.

“El objetivo general del proyecto, cuyo coste asciende a 40.925€ y está siendo ejecutado con fondos propios de la Conselleria, es mejorar el estado de conservación del ecosistema fluvial de este tramo del río Algar, con el fin de aumentar la resiliencia y capacidad de adaptación frente a los efectos del cambio climático, mediante la eliminación de cañaveral y restauración de la vegetación de ribera”; ha explicado el edil.

Jose Orozco ha señalado que entre los objetivos particulares de la actuación destacan la mejora de la calidad del paisaje y también la función como corredor ecológico y como refugio de especies de flora y fauna; la mejora de la función como filtrador de contaminantes; la mejora de la función como barrera contra la propagación de incendios, entre otras como por ejemplo dar a conocer a la población los valores del río Algar y de la zona húmeda catalogada, involucrándola así en su conservación.

 

Según los datos aportados por el responsable municipal de Medio Ambiente, tres son las fases de actuación, siendo la primera de ellas la eliminación de unos 3.000 metros cuadrados de cañaverales, mediante la extracción delrizoma.

La segunda de las fases consiste en el reperfilado y estabilización del talud mediante técnicas de bioingeniería y en la tercera se procede a la restauración de la vegetación.Las plantaciones comenzarán la primera quincena de febrero, con plantas de ribera producidas en los viveros forestales del CIEF y plantas acuáticas de los viveros de planta dulce-acuícola del Palmar, ambos de la Generalitat. En conjunto se plantarán cerca de 400 ejemplares, entre las que destacan olmos, adelfas, sauces y almeces, entre otros.

Jose Orozco ha concluido agradeciendo a la Conselleria y al CIEF “que hayan tenido a bien llevar a cabo esta actuación en Altea, nos reunimos con el director del CIEF Toni Marzo y entendieron de la necesidad de que las diferentes administraciones nos ayudemos en un objetivo común”.